Kat Matthews y Nicola Spirig rompen la barrera de las 8h en un Ironman en condiciones ideales

·5 min de lectura
Photo credit: A Pho3nix Foundation Project
Photo credit: A Pho3nix Foundation Project

El Proyecto Pho3nix Sub8 y Pho3nix Sub7 consiguió todos sus objetivos: ver al primer hombre completar un Ironman en menos de siete horas, con éxito para el campeón olímpico de triatlón y mundial de la distancia larga Kristian Blummenfelt, y ver a la primera mujer en bajar de las ocho horas en la distancia de hierro, y ahí no fue una sino dos, la británica Kat Matthews y la suiza Nicola Spirig.

La reciente vicecampeona mundial de Ironman Matthews cumplió por mucho el objetivo en condiciones ideales en el reto celebrado en Dekra Lausitzring, cerca de Dresde, en Alemania, en un reto que recordaba mucho al intento Ineos 1:59 en el que Eliud Kipchoge bajó de las dos horas en maratón en Viena.

Photo credit: A Pho3nix Foundation Project
Photo credit: A Pho3nix Foundation Project

Matthews, de 31 años, paró el reloj en 7:31:54, corriendo los 3,8 kilómetros de natación, los 180 kilómetros de ciclismo y los 42 kilómetros de carrera a toda velocidad con un equipo de 10 liebres, una equipación de primera y mucho corazón. Su competencia llegó por parte de Nicola Spirig, campeona olímpica en Londres 2012 y subcampeona en Rio 2016, que también realizó un gran esfuerzo para terminar en 7h:34:19 a sus 40 años.

Aunque no son récords mundiales válidos debido al formato del evento, estos tiempos se acercan bastante al récord mundial actual de los hombres. Solo Kristian Blummenfelt y Jan Frodeno han ido más rápido.

La natación

Spirig y Matthews partieron a las 7 de la mañana en la natación. Inmediatamente se hizo evidente la diferencia en las opciones tácticas. El equipo Nicola Spirig optó por una formación de triángulo con Angela Maurer al frente, Lucy Buckingham a un lado y Spirig en la retaguardia a los pies de Maurer. El equipo Kat Matthews eligió por una fila más simple con Sarah-Jane Walker al frente e India Lee en segundo lugar manteniendo a Matthews en contacto

Aunque el equipo Matthews comenzó adelante, el equipo Spirig tomó el liderazgo a mitad de camino a través de la natación de 3,8 kilómetros, pero su formación triangular pronto comenzó a romperse para formarse una fila de la que tiraba Maurer. El equipo Matthews funcionó como un metrónomo con un ritmo constante y consiguió del agua siete segundos por delante. Sin embargo, los ritmos fueron más lentos de lo esperado debido a una corriente en contra de la dirección de nado: se completaron en poco menos de 55 minutos, cinco por detrás del objetivo.

El tramo en bicicleta

Matthews aceleró con sus gregarias en la bicicleta, pero el equipo Spirig parecía más organizado con trazados de curvas más eficientes. Una vez en el circuito de automovilismo, el equipo Matthews mantuvo un ritmo alto con tres corredores al frente y la protagonista detrás a salvo del aire. Tras unas pocas vueltas, Matthews cambió a su equipo para meter sangre fresca, mientras Spirig optó por mantener a todas sus ciclistas durante los 180 kilómetros. Con una rotación constante, siempre viajaba en la segunda o tercera rueda desde la parte trasera del tren.

Matthews concluyó el tramo ciclista con una velocidad media de 46,9 km/h en un tiempo de 3h50:06. Spirig llegó tres minutos después con un promedio de 46,3 km/h.

Carrera a pie

Matthews partió con la ultramaratoniana Nerys Jones en las primeras vueltas del maratón en la carretera circular interior de Lausitzring. Con las temperaturas en aumento en un óvalo sin sombra, empezó a un ritmo inicial de 3:57 min/km.

Spirig siguió poco después, liderada por Maja Neuschwander, pero a un ritmo mucho más rápido, y aún así necesitó algunas vueltas para atrapar a Matthews, a la que alcanzó en el kilómetro 18.

Tres kilómetros después, Matthews adelantó de nuevo a Spirig. El análisis de tiempo posterior indicó que había sido la vuelta más rápida de Matthews, mientras que Spirig estaba en crisis registrando su vuelta más lenta. Matthews terminó corriendo un maratón de ritmo uniforme en 2:46:09 con un rango de entre 3:55 y 4:03 minutos por kilómetro.

Y aún así, Spirig completó más rápido en maratón con 2h45:07, pero fueron los tres minutos perdidos sobre la bicicleta los que le costaron el honor de cruzar la meta en primer lugar.

"Definitivamente pensé que era un adelantamiento definitivo, porque me había recortado en cada kilómetro que habíamos hecho. Tan pronto como me adelantó, mi pareja me dijo 'tu puedes' y me lo creí, así que me di cuenta de que no debería rendirme y dejarle ir", explicó Matthews sobre el momento en el que Spirig le pasó.

La británica ha cobrado impulso después de su segundo puesto en el Campeonato Mundial de Ironman el mes pasado en St. George. "Siento que no estoy lista para un descanso. Probablemente me arrepienta en dos semanas, pero tuve un período un poco bajo antes de St. George. Ahora, con esto, quiero un bloque de entrenamiento consistente y luego, obviamente, la Copa Collins y el Mundial de Kona".

Spirig se retirará del triatlón a finales de año. "Terminaré este año. Haré algunas carreras más, todavía no he planeado qué carreras, serán solo por diversión. Y luego espero dedicar más tiempo y más esfuerzo a mi trabajo de la fundación...Estoy hablando con algunos patrocinadores para trabajar con ellos después, pero sobre todo, estoy deseando pasar tiempo con mis hijos, hacer deporte con mis propios hijos".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente