Karsten Warholm abre la temporada este domingo en Rabat, donde Katir corre el 'milqui'

·3 min de lectura
Photo credit: Maja Hitij - Getty Images
Photo credit: Maja Hitij - Getty Images

El mejor atleta del mundo está de vuelta. Después de casi nueve meses desde su última competición el 18 de septiembre, Karsten Warholm vuelve a correr este domingo en la cuarta etapa de la Liga de Diamante en Rabat (Marruecos) en los 400 metros vallas, la prueba en la que en los Juegos Olímpicos de Tokio consiguió algo marciano, completar la vuelta a la pista con brincos en 45,94 segundos, casi un segundo menos que el récord mundial del estadounidense Kevin Young (46,76s), que por algo había durado ahí 29 años intacto.

Warholm ya había podido con esa plusmarca en la Liga de Diamante de Oslo, unas semanas antes de Tokio, pero en la capital japonesa arrastró al estadounidense Rai Benjamin y al brasileño Alison Dos Santos a correr también por debajo de la vieja plusmarca y cambió para siempre la historia de la prueba, una hazaña quizá no suficientemente valorada, a la altura alucinante de lo que conseguía Usain Bolt, y por eso el noruego fue premiado como el mejor atleta del año pasado para World Athletics.

La gran pregunta es si el nórdico podrá batir alguna vez su propio récord después de un mordisco así. Warholm compitió otras dos veces tras aquella carrera de Tokio y fue incapaz de acercarse: 47,35s en Zúrich y 48,08s en Berlín. En Rabat, el noruego no tendrá gran competencia, sin la presencia del brasileño Dos Santos, el líder mundial del año que ha ganado en Doha y Eugene y afirma estar motivado para enfrentarse a él en el Mundial.

Por marcas personales, Warholm saca casi dos segundos al turco Yasmani Copello, que aún no ha bajado de los 50 segundos este año, mientras los dos hombres más en forma parecen el estadounidense Khallifah Rosser (48,10s) y el estonio Rasmus Magi (48,66s).

Photo credit: Maja Hitij - Getty Images
Photo credit: Maja Hitij - Getty Images

Katir encabeza a los españoles

La 'Diamond' de Rabat (19h, Movistar +) atraerá esta vez a menos atletas españoles de lo habitual a cruzar el mar, aunque allí estará Mohamed Katir, pidiendo la revancha en los 1.500m ante el keniano Abel Kipsang, el único que le batió hace dos semanas en Birmingham por apenas medio segundo con 3:35.15. Katir y Kipsang son los más destacados de una carrera con otro hombre que ha tumbado la barrera de los 3:30, el británico Jake Wightman, que abre la temporada.

Un rato después, el campeón mundial bajo techo Mariano García comparecerá en unos 800 metros de vértigo con cinco kenianos, incluidos los dos primeros de Tokio Emmanuel Korir y Ferguson Rotich y el adolescente de 17 años Emmanuel Wanyonyi, que este martes se imponía en Ostrava, además de otros atletas destacados como el botsuano Nijel Amos y el bosnio Amel Tuka. La lista apunta a una carrera rápida en la que el murciano debería ir mejorando después de ser último en Birmingham con 1:48.77.

En los 3.000 metros lisos correrán otras dos españolas, Solange Pereira (9:08.76 de marca personal) y Marta García (9:34.61), en una carrera en la que destaca la burundesa Francine Niyonsaba, que ha corrido en 8:24 y en Eugene intentó sin éxito el récord mundial de las dos millas, una distancia un poco más larga.

Se echarán en falta a los españoles en la carrera con más nivel de Rabat, los 3.000m obstáculos, con el campeón olímpico Soufiane El Bakkali corriendo en casa, el mundial Conseslus Kipruto y el hombre que acaba de bajar de 8 minutos en Ostrava, el etíope Lamecha Girma. Otra prueba de gran atractivo será la longitud, donde también se miden el oro olímpico Miltiadis Tentoglou, el mundial Tajay Gayle y el líder mundial del año Simon Ehammer, que acaba de brincar hasta 8,45m, lo que nadie había logrado dentro de un decatlón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente