Viudo de Karl Lagerfeld: "En 10 años jamás vi su torso desnudo”

Karl et Moi es el libro del amante del diseñador de Chanel (Photo by Gisela Schober/Getty Images)


El amante, pupilo y ahora viudo de Karl Lagerfeld habla sobre algunas de las manías y secretos del fallecido diseñador.

Baptiste Giabiconi está sabiendo aprovechar muy bien la fama heredada de su amante Karl Lagerfeld. Si bien el diseñador ya falleció, su pareja en vía durante la última década va hablando con cuentagotas sobre algunas particularidades.

Diez años pasó Baptiste junto a Karl, ahora el modelo millonario de 30 años ha querido compartir su historia de amor en un libro llamado “Karl et moi (Karl y yo) que pretende ser una especie de homenaje póstumo al que, según dice, es el gran amor de su vida.

Baptiste es el heredero real de la mayor parte del patrimonio del diseñador, superando incluso a su amada gata Choupette de la cual no se hace cargo él directamente sino una trabajadora que ya tenía Lagerfeld en su equipo.

El caso es que Giabiconi quiere hacer fortuna -sí, todavía más, desvelando algunas manías sobre Karl y por eso acaba de contar algo, cuanto menos, llamativo. El modelo afirma que: “En diez años yo nunca le vi con el torso desnudo.”

Es decir, que Karl, 58 años mayor que Baptiste, jamás dejó que le viera el pecho mientras vivió. El ex amante también explica que tampoco le vio nunca sin afeitar ni despeinado durante toda la década que ambos compartieron: “Nunca lo encontrabas desprovisto”, declara.



El viudo también explica que Karl jamás probó el alcohol en toda su vida aunque, sin embargo, sí lo hizo durante sus últimos cinco años. Por lo visto se aficionó a beber vino blanco y disfrutaba de dicho placer al que nunca antes había dado atención ni espacio.

Karl Lagerfeld fue la pareja sentimental de Baptiste pero también su mentor en el mundo de la moda y es que, cuando el amor les unió, comenzó también la carrera del modelo a subir de caché. En sus palabras, nunca tuvo problemas por la diferencia de edad.

“Con 18 años me encontré con este señor. Él vio llegar a ese joven menos ansioso por tener éxito que por participar en un impulso, encontrar un horizonte” y apunta: “No lo veía viejo ni joven. Pensé que tendríamos toda nuestra vida por delante, él y yo”.

Amor ciego o interesado, la realidad es que Baptiste pasó de ser mecánico de helicópteros a cobrar 17.000€ por sesión como modelo siempre bajo el ala protectora de Lagerfeld. De hecho siempre se ha rumoreado, y él lo explica en su libro, que había envidias hacia su persona por parte de otros pupilos del diseñador que vivían enamorados de él.

No deja de ser llamativo que una pareja, tenga la edad que tenga, no se vea desnuda o, en este caso, semidesnuda en diez años de amor y convivencia. Me parece surrealista pero, quizá por estas excentricidades y por su inmensurable talento, Karl Lagerfeld sigue dando qué hablar después de fallecer.

Más historias que te pueden interesar

La razón por la que Karl Lagerfeld ocultó su apellido y origen real

Baptiste Giabiconi, novio de Katy Perry en París

Karl Lagerfeld: La historia de sus lentes, ‘nanas’ para sus iPods y más excentricidades