Benzema está tan bien que sólo le hace sombra Messi

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Llega el Clásico y tanto Real Madrid como FC Barcelona luchan contra sus propios fantasmas. Ambos equipos empataron sus partidos antes del envite más importante de la primera ronda de La Liga, y ambos albergan serias dudas en su juego.

¿Quién formará el mediocampo barcelonista? ¿Podrá la zaga merengue aguantar la presión de un ataque formado por Antoine Griezmann, Luis Suárez y Lionel Messi? ¿Quién acompañará a Karim Benzema en la punta de ataque ante la baja de Eden Hazard?

Las dudas existen, tanto Barça como Real Madrid han empezado la temporada con muchos titubeos, pero un Clásico es siempre un partido aparte. Lo que no admite ninguna discusión son los jugadores que llegan a este encuentro como las verdaderas estrellas de sus equipos.

Lionel Messi, recientemente elegido el mejor jugador del mundo en 2019, será una vez más la atracción del FC Barcelona, pero en el Real Madrid ese rol de estrella máxima, desde la salida de Cristiano Ronaldo había quedado vacante. Esta temporada no es así: Karim Benzema es el nuevo emblema del equipo blanco.

Maria Jose Segovia/NurPhoto via Getty Images

El francés, al que tanto se le ha criticado por su falta de gol a lo largo de su carrera, se planta en este primer Clásico del campeonato como Pichichi de la Liga, empatado por un incansable Messi, que pese a perderse cinco partidos del campeonato ha anotado ya la friolera de 12 goles en 11 partidos.

El estado de forma de Benzema, clave en el empate in extremis ante el Valencia este pasado fin de semana, es simplemente espectacular. El francés se ha convertido en el hombre que tira del carro en el Real Madrid, el que amalgama ese espíritu irreductible que ha caracterizado al conjunto merengue desde su fundación.

La temporada del delantero esta siendo impresionante, porque a su conocida facilidad para generar juego, el francés ha añadido una cuota goleadora inaudita. Que a estas alturas de temporada lleve más de la mitad de los goles que firmó el año pasado habla bien a las claras de su magnífico momento. Que sólo Lionel Messi pueda seguirle la estela, es algo que le engrandece.

El argentino lleva años subido a un caballo competitivo prácticamente inalcanzable para ningún otro jugador. Cristiano Ronaldo, y a mucho menor escala Kylian Mbappé en los últimos dos años, han sido los únicos que han logrado —si acaso— aguantarle el paso al capitán culé, que parece que puede jugar hasta sin correr.

Por eso los números de Benzema tienen tanta importancia llegado este momento del año.

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

El Clásico puede ser un punto de inflexión para el francés. Si es capaz de anotar en el Clásico, ayudar a su equipo a ganar y poner tierra de por medio con el argentino en la tabla del Pichichi, estaríamos hablando ya del mejor jugador del Real Madrid este año sin ningún tipo de reserva, lo que le metería de lleno además en la pelea por el Balón de Oro del 2020 desde el comienzo de dicha competencia en apenas unas semanas.

El día después del partido entre Real Madrid y Barcelona, Karim Benzema cumplirá 32 años. Es ahora cuando el jugador a roto en el crack que siempre apuntó ser, y de que manera. Que sus estadísticas estén al nivel de Messi en estos momentos del campeonato es bastante significativo, pues tal vez hasta este año pocos hubieran puesto al francés en el mismo escalón competitivo que al seis veces Balón de Oro.

Podría tratarse tan solo de una buena racha pasajera, quién sabe, y en unas semanas el argentino deje a Benzema tragando polvo a base de goles, pero que llegado diciembre el francés pueda estar mirando a los ojos al mejor del mundo es algo de lo que estar bastante orgulloso.

Más historias que te puede interesar:

Baño de realidad del Real Madrid en la gala del Balón de Oro

Courtois se agiganta antes del Clásico

Benzema podría tener que enfrentar a la justicia en su mejor momento