Juliette Binoche, Premio Donostia en San Sebastián "No fue fácil trabajar con Godard"

·3 min de lectura
Photo credit: Rosdiana Ciaravolo - Getty Images
Photo credit: Rosdiana Ciaravolo - Getty Images

Es una de las protagonistas principales del festival. Quizá la que más, y lo decimos porque es la protagonista del cartel. Juliette Binoche guarda junto a su Oscar y otros reconocimientos, un premio de Cannes, uno de Venecia y otro de la Berlinale. Solo le faltaba el del Zinemaldia.

Esta noche se lo entregarán en el Kursaal, donde presenta la película 'Fuego', de Claire Denis, con la que ha trabajado varias veces. También la cineasta estaba en la presentación ante la prensa. Además Binoche también sale en otra de las películas a concurso, 'Le Lycéen'. Y es que ha trabajado con toda una gran serie de cineastas, como David Cronenberg, el otro Premio Donostia. Y por supuesto, también con el fallecido Jean-Luc Godard, donde Binoche ha recordado sus inicios, no precisamente fáciles:

"Primero tuve una serie ensayos y en el último tuve que estar desnuda. En esa época yo trabajaba como cajera y tenía conjuntivitis y el contraste entre lo que me pedía como actriz y lo que vivía como cajera, ese contraste permanece en mi memoria. No me eligió para el papel. Pero luego cuando rodé con él, vi que no era una persona que va a ayudarte. Con él fue como una lucha. Yo sentía una lucha constante, una especie de conflicto, a su disposición. En mi recuerdo puede que sean cinco meses. Quizá fuera menos. Me sentía emocionada, pero también tenía mucho miedo. Pero era obligatorio. Aunque no fue fácil. Aprendí que no podía aprender de él y no fue nada fácil trabajar con Jean-Luc Godard"

No eran las palabras iguales que dedicó a la cineasta Isabel Coixet, con la que ha trabajado en 'Nadie quiere la noche'. Fue un rodaje difícil pero es alguien a la que admiro mucho. Estoy feliz de que sea ella la que presenta el premio. La actriz después no ha mojado mucho a la hora de decir más cineastas españoles con los que trabajar.

Cuando han mencionado títulos del cine de su carrera, como 'El paciente inglés' o 'Azul', no se ha mostrado nostálgica "No tengo una visión de conjunto del cine. Soy más de ver el terreno. Busco en mí misma algo que me ayude a confrontarme con algo. Lo que nos queda de los 80 y los 90 son la quintaesencia, de lo que nos acordamos de ella", reconocía. "Lo que me gusta es que tienen los papeles, con lo bueno y con lo malo, lo que me gusta es que haya un recorrido interior. Todos vamos viviendo cosas a lo largo de la vida. Todo ese recorrido es lo que más me interesa en la interpretación".

Además no siente que no haya papeles para mujeres mayores. "A veces me ha sucedido en el cine americano, que me han llamado ser la esposa. Hay que saber rechazar papeles para no entrar en ese sistema. Tenemos que saber ir hacia lo nuevo y trabajar fuera de los códigos machistas", aseguraba.

Ahora mismo he entrado de las series, pero ha dicho que tiene más proyectos en el cine. Todavía tiene mucho por recorrer.