Julián Figueroa: trabajar en medio del riesgo porque "chamba es chamba"

Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

Desde hace algunos días se han estado dando a conocer detalles sobre la boda multimillonaria de Alejandrina Guzmán Salazar, hija de ‘El Chapo’ Guzmán, y Édgar Cázares, sobrino de Blanca Margarita Cázares, ‘La emperatriz del narco’. De acuerdo con algunos medios, José Manuel Figueroa habría estado entre los artistas que se hicieron cargo del entretenimiento durante la enorme fiesta celebrada en Culiacán, Sinaloa, el pasado 25 de enero.

En una entrevista reciente, Julián Figueroa habló sobre los rumores de la participación de José Manuel en el enlace. Los hermanos pasaron meses distanciados por conflictos familiares, pero parece que lograron arreglar sus problemas y llegaron a una reconciliación el año pasado, durante un evento en el que se homenajeó a su papá, el cantautor Joan Sebastian.

“Chamba es chamba”

En entrevista con ‘De Primera Mano’, Julián Figueroa dijo que él no se ha visto en esa situación, pero también reconoció que tal vez es algo que no se puede controlar como artista.

“A mí no me ha tocado hasta el momento, pero pues es algo que puede pasar, ¿no?” explicó el joven a las cámaras del programa de Imagen. Pero mientras aseguró que no estaba enterado, justificó a su medio hermano afirmando que, al final, “chamba es chamba”.

También te puede interesar: Mónica Naranjo y la tragedia por el suicidio de su hermano

“José Manuel no le puede hacer una investigación a todas las personas con las que trabaja”, dijo el joven, agregando que su manager es quien maneja los eventos en los que se presenta. “Yo lo que hago es ir a cantar, ya mi manager sabrá de los contactos”.

Concluyó diciendo que cree que José Manuel lo manejó “muy bien”, y aunque a veces hay que presentarse en lugares peligrosos, tiene un hijo de tres años que mantener y afirma que no hay nada que pueda hacer al respecto. “Uno tiene que presentarse”, dijo Julián. “Tú estás ahí para trabajar”.

¿Cómo decir que no?

Negarse a participar en este tipo de evento puede no ser muy fácil y, de ser cierto, José Manuel Figueroa no sería el primero en tomar un trabajo para presentarse ante organizaciones criminales.

Gabriel Vázquez, manager de Jenni Rivera, aseguró que mientras intentaron no aceptar este tipo de presentación, al final fue imposible seguir diciendo que no y la cantante tuvo que asistir a estos eventos. “Y tenías que cumplir porque además te pagaban todo por adelantado”, explicó.

También te puede interesar: Jenni Rivera sí habría cantado en privado para el crimen organizado

El año pasado, Cepillín confesó que también ha amenizado este tipo de fiestas. El payaso aseguró también que, generalmente, no es hasta que llega a los eventos que se da cuenta de quién lo contrató. “Pues te contratan porque tienen hijos, como me imagino que contratan a las bandas porque tienen una fiesta”, dijo a ‘Venga la Alegría’, agregando que siempre le han tratado excelentemente.

Por su parte, el cantante Espinoza Paz dijo que “todos” han cantado en estas fiestas, a las que el cantante regional confiesa que se tiene que decir que sí. “Pero te tratan bien a final de cuentas”, afirmó.

Paquita la de Barrio también ha declarado que le “ha tocado trabajar para ellos”, asegurando que “trabajo es trabajo”. Francisco Rodríguez, hijo del líder del cártel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela, también asegura que Juan Gabriel estuvo en las fiestas de su padre, en su libro ‘El hijo del ajedrecista’.

Pero sí hay quienes han preferido mantenerse alejados. Carlos Villagrán, conocido por su personaje "Quico" en ‘El Chavo del Ocho’, estuvo invitado junto con varios otros miembros del elenco a participar en fiestas del capo colombiano, Pablo Escobar. Sin embargo, el comediante asegura sentirse orgulloso de decir que él nunca asistió. “A mí me llegaron a ofrecer hasta un millón de dólares,” confesó. “Y eso me causó escalofríos”.