'El juego de mi destino', avance semanal de los capítulos 52 al 56 en Divinity: Emine tiene ahora el poder

el juego de mi destino
'El juego de mi destino': capítulos 52 al 56Productora

La semana pasada en El juego de mi destino, Asiye trata de evitar que Nergis confesase a la policía el asesinato cometido. En los capítulos 52 al 56 de esta semana en El juego de mi destino, Emine sospecha que Asiye oculta algo y tiene algo que ver con el cuchillo que Zahide la vio tirar en uno de los cubos de la basura de la mansión, poco después de su llegada. Después de registrar los objetos personales de la mujer, la empleada encuentra un documento de identificación con su verdadero nombre y su lugar de nacimiento. Justamente en esa localidad, vive una familiar suya, por lo que le pide que vaya a verla para conversar acerca de Asiye y sus hijos.

El sobrino de Emine, llamado Mehmet, es quien le confirma sus peores presagios, pues es agente de policía. Este le cuenta que la mujer de la que le está hablando está en busca y captura, pues fue acusada de haber matado a un hombre con sus propias manos. «Huyó con sus dos hijos sin dejar ninguna pista y la policía la lleva buscando desde entonces», sentencia el hombre. ¿Le dirá Emine que la prófuga vive entre esas cuatro paredes?

La mujer, que no sabe muy bien qué hacer, decide ganar tiempo y miente a su sobrino. Le dice que Asiye llegó pidiendo trabajo en la mansión, pero que se marchó. «Si vuelve por aquí, te lo diré de inmediato», sentencia ella. El joven le agradece a su tía su colaboración y le pide que le mantenga al tanto de todo.

Helin habla con Zuhal acerca de su relación con Mahir

Por otro lado, Helin ha descubierto que Zuhal se está enamorando de Mahir y le pide que no siga adelante con su relación. «Debes comprender que él está casado y que tiene una familia desde hace muchos años», comenta la mujer de Cemal a su interlocutora. Esta última dice no entender nada, pues Mahir le aseguró que su matrimonio tiene, a penas, dos meses de duración.

Mientras tanto, Ilayda sigue adelante con su relación con Necmi a espaldas de sus padres. Sin embargo, su mentira tiene las patas muy cortas. Zahide decide seguir a su hija y la encuentra en el piso del ambicioso hombre. Sin pensarlo dos veces, la saca a rastras del apartamento y le advierte a Necmi que no vuelva a acercarse a al joven