'El juego de mi destino', avance del capítulo 50 de hoy jueves en Divinity: Tres son multitud

el juego de mi destino
'El juego de mi destino': capítulo 50 en DivinityProductora

La semana pasada en El juego de mi destino, entre delirios, Asiye nombró a Cemal y le pidió que no la abandonase, ante la atenta mirada de Gülsüm. En el capítulo 50 de hoy jueves de El juego de mi destino, parece que los peores temores de Zahide se han hecho realidad. Ella siempre ha sospechado que Raci le era infiel con otras mujeres sy sus miedos no son infundados. El hombre no puede dejar de pensar en Meral, la amiga de Asiye, a quien conoció por casualidad. Tal es el impacto que ha causado la bella mujer en el empresario, que este no duda en agasajarla con regalos y ella, por su parte, se deja querer.

Por otro lado, Cemal se ha percatado de la buena relación que existe entre Mahir y Zuhal. Incluso, su cuñado, ha llegado a retrogradar una reunión para pasar más tiempo con la joven. «No sabía que os llevabais tan bien», dice Cemal ante la mirad de Asiye y el resto de la familia durante un desayuno. Mahir trata de echar balones fuera y desviar el tema.

Gülsüm tiene un enfrentamiento con Cemal

Acto seguido, Cemal busca a Asiye en el jardín de la gran mansión y le pregunta cómo es posible que no le moleste que su marido se vea con otras mujeres si tan enamorada está de él. «Creo que solo haces esto para fastidiarme. Yo cometo todos los errores del mundo, pero Mahir es un santo», dice Cemal, visiblemente dolido.

La conversación es escuchada por Gülsüm, que no pierde a la pareja de vista desde que sabe que entre ambos ocurre algo. De regreso a la cocina, la sirviente tiene un fuerte enfrentamiento con Cemal, a quien le echa en cara que siga viéndose con Asiye a espaldas de su esposa. Le confiesa que si no ha dicho nada a nadie es porque Nedret la amenazó con despedirla si llegaba a abrir la boca.