'El juego de mi destino', avance del capítulo 17 en Divinity: Velada familiar

Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La semana pasada en El juego de mi destino, Cemal no pudo contenerse y terminó besando a Asiye ante la mirada de una escondida Nergis. En el capítulo 17 de hoy de El juego de mi destino, desde que llegaron a la mansión de los Demirhan, la gran vivienda se ha convertido en una jaula de oro para el pequeño Ugur. Con tal de que nadie descubra su paradero, su madre, prácticamente, no le deja salir de la propiedad. Así pues, Mahir decide hacer algo para alegrar al pequeño y, también, de paso, tener un detalle con Ahmet.

El hombre redecora el jardín que rodea la casa, pone globos, una pequeña tienda de campaña y hasta columpios. Lo que se podría decir un auténtico cuarto de juegos, pero al aire libre. Ugur disfruta con el que considera su primo y, por primera vez en mucho tiempo, Asiye le ve sonreír de verdad. Cemal, con algo de celos, mira desde lejos como su hijo abraza a Mahir.

Asiye acepta una propuesta de Mahir

Por otro lado, Cemal da la noticia a sus familia de que contrató un nuevo chef para el hotel principal de todo el imperio Demirhan. Este cocinero les ha invitado esa misma noche a hacer una degustación privada de algunos de sus planes y, por supuesto, quiere que el clan al completo esté presente en la velada.

Helin acepta encantada y, por supuesto, decide invitar a Mahir y a Asiye. Esta, al principio duda en ir, pero, finalmente, su “marido”, al convence para que vayan juntos: «Te vendrá bien distraerte un poco y ahí nadie te verá». No se imagina la increíble sorpresa que se va a llevar cuando llegue al lujoso hotel. La velada transcurre de lo más divertida, hasta que alguien al interrumpe.