Juego de Tronos: existe un motivo que explica la decepción de los fans y es muy sencillo (te guste o no)

ATENCIÓN SPOILERS: SI NO ESTÁS AL DÍA CON LA ÚLTIMA TEMPORADA DE JUEGO DE TRONOS, MEJOR NO SIGAS LEYENDO

El final de Juego de Tronos está destinado a decepcionar a más de uno. Estamos ante un fenómeno cultural que pasará a la historia y complacernos a todos será imposible. Pero lo que resulta insólito es que desde el inicio de la octava y última temporada, las quejan han inundado las redes sociales. Como si los fans se estuvieran adelantando a la decepción definitiva solo porque la trama, despedidas, oscuridad o la luz y las muertes no eran lo que esperaban. A mí me sigue resultando insólito, pero me quedé aun más atónita al ver que han lanzado una petición en Change.org pidiendo firmas para que HBO rehaga la temporada completa. ¡Y que ya lleva casi 250 mil! Si pudiera poner un emoji sería el de la señora dándose con la mano en la cara. En serio. ¿Nos hemos vuelto locos?

Cortesía de ©HBO

En la petición, un tal Dylan llama a los creadores de la serie, David Benioff y D.B. Weiss “escritores incompetentes cuando no tienen material original (los libros) en qué basarse” y que “la serie se merece una temporada final que tenga sentido”. ¡Por favor! ¡Si esta temporada le ha costado a HBO $90 millones, como para que la hagan de nuevo!

Con el auge opinionista de los internautas en redes sociales, ha nacido un nuevo deporte internacional: quejarse. Y yo ya no me puedo quedar callada. Y para intentar quitarle hierro al asunto y ayudar a que los inconformistas vean la situación desde otra perspectiva, he pensado en compartirles lo que creo es el origen de la decepción. El quid de la cuestión.

¿Te decepcionó la transformación definitiva en tirana de Daenerys? Si se veía venir desde la primera temporada. ¿No te gustó que Cersei no fuera asesinada por Jon, Arya o Daenerys con el fuego de Drogon? Pero si no podían convertir en héroe a un personaje que la matara estando embarazada. Al final, tuvo la muerte más poética, junto a su cómplice de siempre y viendo la realidad por fin: derrotada, abandonada y muriendo con otro hijo pereciendo por su culpa. ¿No te gustó la despedida fría de Jon a Fantasma? Fue porque el lobo estaba creado en CGI. ¿O que Jon no haya hecho nada todavía? Esperemos a ver el final. ¿O que todo pase demasiado de prisa y queden cabos sueltos? Pues ahí sí que estoy de acuerdo y hubiera hecho falta uno o dos episodios más para dar más protagonismo a todos los personajes y cerrar incógnitas con la misma paciencia del principio.

El principio… ahí encontramos el origen de esta decepción universal. Además de ser conscientes que la decepción será inevitable de una manera u otra al tratarse del final de un fenómeno que nos ha marcado en lo más profundo, debemos recordar un detalle esencial que ha llevado a la serie por el camino de las prisas: la ausencia de libros.

Cortesía de ©HBO

A partir de la quinta temporada, Benioff y Weiss se quedaron sin material original. Ya habían adaptado gran parte de toda la serie de Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin y tuvieron que sentarse con el autor para que les revelara piezas claves de las próximas dos novelas -supuestamente finales- que ni siquiera aún están terminadas. Mucho menos publicadas. Si las primeras seis temporadas eran pausadas, cuidadas en diálogo y fueron sembrando claves y revelaciones poco a poco, fue porque podían permitirse ese lujo: la historia estaba ahí, en los libros.

Parece evidente, pero viendo las quejas y la petición online me da la sensación de que muchos han olvidado que ni Benioff o Weiss son los autores de la historia. Son los creadores y guionistas de la serie, pero la mente pensante detrás de los arcos e intrigas es George R.R. Martin. Nadie más. Es como pedirle a otro autor que continúe El señor de los anillos con la misma visión, o Harry Potter sin la imaginación original de J.K. Rowling. Han tenido que desarrollar las dos temporadas (y media) finales sin libros y con apenas unas pocas claves reveladas por Martin para darle sentido al final. Por eso ya no vemos la misma lentitud en el desarrollo de la trama (¿se acuerdan de las quejas por la rapidez de los viajes en la temporada siete?), ni los mismos giros de guion ni el mismo cuidado al detalle.

De la temporada uno a la cinco, todo estaba sembrado en las novelas de la serie, pero a partir de la quinta tuvieron que hacer uso de la imaginación y de elementos revelados por Martin sobre sus dos últimas novelas, Vientos de invierno y Sueño de primavera. En su obra, el autor se permite desarrollar todos los arcos con más lentitud y la faceta oscura de Daenerys, por ejemplo, es mucho más evidente que en la serie. El personaje lucha constantemente contra sus “instintos Targaryen” y su temor por convertirse en su padre, el Rey Loco, está más presente.

Cortesía de ©HBO

George R.R. Martin escribió un episodio para cada temporada de la 1 a la 4, y estaba previsto que hiciera lo mismo hasta el final. Pero al autor decidió desligarse de la serie para centrarse de lleno en la escritura de las dos últimas novelas de la saga. Pero en el año 2013, los guionistas se reunieron con él para, entre todos, sentar las bases del final, como relevó Benioff hace tiempo a Vanity Fair. El autor aun esperaba terminar sus libros antes que la serie llegara a su fin, pero seis años después todavía no ha publicado la primera. Martin les contó en grandes pinceladas lo que tenía planificado para sus libros, sin “los detalles” de siempre. Es así que, desde la quinta temporada, el autor ha ido compartiendo con los guionistas los adelantos de sus ideas, pero sin el contexto completo para llegar a ellas. Y si analizamos las temporadas, se nota. Y mucho.

En esas reuniones, Martin les reveló el origen de Hodor (Kristian Nairn), la muerte de Shireen (Kerry Ingram) y una tercera que, según dijo Benioff en 2016 a Entertainment Weekly, “se verá muy al final”. Y probablemente se trate de la transformación definitiva de Daenerys en “la reina loca”.

En resumen, aunque las “claves esenciales” que Martin tiene planificadas volcar en las páginas de sus libros estén presentes, evidentemente los guionistas estuvieron carentes del contexto de las novelas terminadas. Un lujo que solo tuvieron las primeras cinco temporadas (o cuatro y media). Y de ahí parte el enfado de los espectadores. Legitimo, pero sin sentido si tenemos en cuenta el desfase entre los libros y la serie. Juego de Tronos, la serie, nos malcrió con una trama perfecta, cuidada al detalle y una complejidad que nos hizo imaginar teorías sorprendiéndonos después con desenlaces inesperados. George R.R. Martin se podrá permitir cientos de páginas para llegar al gran momento de furia de Daenerys y desarrollarlo con una visión más pausada provocando un impacto aun mayor; pero en la serie, los creadores no han podido permitirse ese lujo. Por presupuesto, por falta de episodios o por sencillamente no estar en la mente de George R.R. Martin. En esta octava temporada ha faltado un poco más de contexto, pero si hacemos memoria, muchas claves ya estaban ahí desde el principio.

Cortesía de ©HBO

Benioff y Weiss han tenido que terminar la serie con las escasas revelaciones del autor y teniendo que rellenar el resto sin ser la mente creativa detrás de todo Westeros. ¿Qué quieren que les diga? Bastante bien lo han hecho, creo yo, teniendo que ingeniárselas para cerrar la historia más grande del mundo de las series continuando una historia que, en definitiva, no era suya.

¿Estarán a la altura con el gran final?

ADAPTACIONES EN LA SERIE:

  • Temporada 1: del libro Juego de Tronos (1996)

  • Temporada 2: de Choque de Reyes (1998) y el inicio de Tormenta de Espadas (2000)

  • Temporada 3: las primeras dos terceras partes de Tormenta de Espadas (2000)

  • Temporada 4: la última parte de Tormenta de Espadas (2000) y algunos elementos de Festín de Cuervos (2005) y Danza de dragones (2011)

  • Temporada 5: Festín de Cuervos (2005), Danza de dragones (2011) y contenido original con capítulos finales de Tormenta de Espadas (2000) y algunos elementos de Vientos de invierno (aun no publicada)

  • Temporada 6: contenido original y claves de las novelas aun no publicadas, Vientos de invierno con elementos finales de Festín de Cuervos (2005) y Danza de dragones (2011).

  • Temporada 7 y 8: contenido original y claves de las novelas aun no publicadas, Vientos de invierno y Sueño de primavera.

Para seguir leyendo:

Ahora se entiende mejor: por este motivo Daenerys hizo "lo que hizo"

Vamos a terminar llorando como Kit Harington cuando veamos el documental de Juego de Tronos

Juego de Tronos: ¿qué significa el caballo blanco que rescata a Arya?

Increíble, pero cierto: Los Simpson ya predijeron el capítulo 8x05 de Juego de Tronos

¿Cómo acabará Juego de Tronos? El tráiler del 8x06 nos da una pista

La decepción se apodera de los fans: Juego de Tronos no cumple una de sus profecías más conocidas