¿Tiene Masterchef los jueces más exigentes de la televisión?

La nueva temporada televisiva comenzó por todo lo alto con concursos y realities acaparando la atención semanal. Y entre cantantes, talentos varios y casas donde reina la discordia, tenemos el concurso de gastronomía por excelencia de Televisión Española. MasterChef Celebrity ha regresado a la pequeña pantalla con nuevos participantes influyentes, pero con el mismo jurado que es sello de triunfo del formato. Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz han vuelto a la acción dispuestos a echar más de un rapapolvo de esos virales a los aspirantes.

Por lo que nos preguntamos ¿todo está permitido, incluso que minusvaloren repetidamente, por un puñado de audiencia? Porque los jueces de este programa bien podrían calificarse como los más duros de la parrilla actual.

(©RTVE)

A priori parece que sí porque sus valoraciones ya se han cobrado dos víctimas, Ana Obregón y José Miguel Antúnez. En el caso de la actriz su abandono fue muy comentado en redes sociales porque era uno de los fichajes más mediáticos de la edición, pero el jurado echó por tierra su rol en el programa. Basta con recordar las palabras de Samantha Vallejo-Nágera ante su atún a la cata a ciegas: “No escuchas y haces un plato que da vergüenza".

[Ana Obregón fue el monigote de Masterchef Celebrity 4: ¿Se arrepentirá el programa de su expulsión?]

Ahora que todos nos acordamos de Alberto Sempere, el concursante que se hizo viral con su plato de león come gamba que era, básicamente, gazpacho de tomate y fresa con pimiento asado y una patata imitando la cabeza de un león. "El humor es importante en la cocina, pero ahora que veo esto el humor no me sale por ningún sitio. Esto es un insulto a mi inteligencia, al jurado y un insulto a 15.000 personas que se han quedado fuera en esta tercera edición”, le decía Pepe Rodríguez sin miramientos mientras el joven intentaba justificar su plato. "Tú no has entendido nada. Yo soy cocinero de hace mucho tiempo, exigente cada día al máximo con lo que hago. Y en mi vida he visto una marranada como esta. Y tú que me la intentes colar. Es una mofa”, replicaba Jordi Cruz allá por 2015.

Si bien la mayoría de participantes de este tipo de concursos aceptan de buen grado los comentarios de los miembros del jurado como ”críticas constructivas” que los incitan a mejorar, hay que reconocer que, en más de una ocasión, Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz se han erigido como jueces demasiado exigentes. ¿O es que acaso en alguna de las ediciones no nos hemos topado con las lágrimas de los concursantes por unas regañinas llevadas al límite emocional?

Es más, en el caso de Jordi Cruz, que en el programa de la cadena pública es el más técnico y exigente del jurado, tuvo que lidiar con una polémica fuera de los focos ya que fue acusado de explotación laboral tras defender en Twitter la contratación no remunerada de becarios en restaurantes de prestigio. Y es que el carismático chef televisivo llegó a asegurar que para los jóvenes suponía una oportunidad única de aprendizaje.

La audiencia siempre está pendiente de las palabras de Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz porque, al fin y al cabo, no sólo las pronuncian para que los participantes evolucionen sino que aportan ese toque de show que caracteriza a este tipo de programas de entretenimiento en televisión que cada vez se parecen más a los deportes de riesgo. ¡Hasta a los espectadores se nos hace un nudo en la garganta con sus contestaciones!

Porque una cosa es que Samantha Vallejo-Nágera sea crítica con la calidad y buena presentación de los platos de los participantes, o que a Pepe Rodríguez le gusten los aspirantes apasionados e intente inculcarles la tradición entre fogones, y otra bien distinta es que se recurra a las conversaciones más bajas equiparándose casi al espectáculo que se ofrece en Gran Hermano para ser los protagonistas del trending topic de turno. Y es que precisamente hace unos días fue muy criticado el comentario del chef de El Bohío a Marta Torné trasladando al físico una crítica por su actitud: “A veces parece que una cara mona va a durar más en el programa. A lo mejor te equivocas”. Como era de esperar, la dureza del tono del cocinero fue muy criticada en Twitter y, de hecho, los internautas expresaron que había resultado “súper feo”.

Marta Torné se gana un delantal negro en la primera prueba

A pesar de que en los últimos tiempos Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz han jugado muy bien su papel de jueces estrictos en el espacio culinario, no podemos pasar por alto a otro miembro de jurado que ha provocado más de un sudor entre los concursantes de los distintos programas que ha liderado.

Sí, hablamos de Risto Mejide. A todos se nos viene a la cabeza el sufrimiento de Pablo López cuando participaba en Operación Triunfo 2008 y tenía que aguantar los comentarios negativos y, en definitiva, los malos modales del también publicista catalán quien confirmó hace unos meses en Chester, delante de Jesús Vázquez, que se quería, literalmente, cargar el programa musical. De cualquier manera, actualmente le podemos ver en Got Talent España continuando con su línea de despropósitos verbales aunque de manera más comedida, todo hay que decirlo.

(©Mediaset)

Es más que evidente que el intérprete de El patio dio su consentimiento para formar parte del plantel de triunfitos pero no para que le humillaran públicamente porque los comentarios constructivos se pueden expresar de otro modo más lícito en prime time. Pero claro, mientras que las malas formas y el rol de villano en un talent show venda, éstas serán el pan nuestro de cada día en la televisión.

Y a juzgar por todo lo planteado, si nos preguntamos si Masterchef tiene a los jueces más duros de la televisión, las pruebas parecen demostrar que sí.

Para seguir leyendo:
Críticas a Masterchef Celebrity por mostrar otra edición más a los aspirantes despellejando animales
Ana Obregón fue el monigote de Masterchef Celebrity 4: ¿Se arrepentirá el programa de su expulsión?