Cómo distinguir las judías que tienen un sabor más suave y agradable cuando vamos a hacer la compra

·4 min de lectura

Las judías verdes están entre las verduras menos valoradas. Si hubiera un TripAdvisor de las verduras seguro que aparecerían en la parte de abajo de la clasificación junto a otras que tampoco son muy queridas, como la coliflor o el repollo. Es cierto que su sabor ligeramente amargo y su color verde hacen que cuando somos pequeños no las queramos ver ni en pintura. Después vamos cumpliendo años y la cosa cambia... aún así hay judías verdes y judías verdes. Para distinguir cuáles son las ideales para aquellos que no son muy fans de esta vaina, hemos hablado con David Toribio, propietario de Mi Frutería, un negocio familiar con casi medio siglo de vida, con tiendas en Paiporta y Alfafar (Valencia) y venta 'online' en mifruteria.es.

judias
Las judías bobby tienen un sabor más suave y con matices dulces. Foto: Getty Creative

"Muchas veces pensamos en que solo hay un tipo de judías pero la realidad es que no es así. Nosotros vendemos la judía plana o perona, la rochet, que tiene un color más rojizo y que es la que se usa en la paella. También el garrofó, de tamaño más grande... Luego está la bobby, que es especialmente interesante para todos aquellos que no son muy aficionados a la judía verde, ya que suele tener un sabor menos pronunciado y matices dulces", resume Toribio. La judía bobby se distingue por su forma cilíndrica. "También resulta más carnosa".

Curiosamente, la judía bobby se ha consumido menos históricamente. "En eso puede haber influido el precio, la bobby es bastante más cara que la plana", explica Toribio. Mientras el kilo de una perona puede rondar los 8,99 euros, el de la bobby puede dispararse hasta los 13 euros el kilo. "Estos son los precios de una judía nacional, que es la que nosotros vendemos, y que es mucho más fina que la que llega de fuera, principalmente de Marruecos. Esta última suele tener hebras y resultar más fibrosa, con lo que no es tan agradable de comer".

Las judías tipo bobby son perfectas para ensalada. Foto: Getty Creative
Las judías tipo bobby son perfectas para ensalada. Foto: Getty Creative

Así pues, para los que son son 'judía verde lovers' la opción más idónea parece la bobby nacional. No obstante, Toribio también aclara que hay otros factores en los que fijarse. "Para elegir la judía verde que está en su punto, independientemente de la variedad, hay que fijarse en que tengan un color verde intenso. También podemos recoger bastante información a través de tacto: la judía debe tener una piel tersa y lisa y no estar arrugada. Finalmente, podemos coger una y doblarla con los dedos desde las puntas. Si se parte por la mitad de manera rápida, es que está perfecta. Si se dobla y no se llega a romper, es mejor desecharla".

Además de su sabor más sutil, la bobby resulta perfecta para comer en preparaciones alternativas a la plana. "Por ejemplo, es ideal para tomar en ensalada. Si la hervimos en agua durante 10 minutos, queda perfecta y puede prepararse hasta con una salsa de tomate como si se tratara de una pasta". Una judía de calidad, tras ese proceso de cocción, habrá ablandado sus hebras, además, por lo que será más agradable de comer.

La judía verde bobby es más cara que la plana, pero también más fina. Foto: Getty Creative
La judía verde bobby es más cara que la plana, pero también más fina. Foto: Getty Creative

El calibre también importa, según comenta Toribio. "En el mercado de Valencia es posible encontrar muchas veces incluso judías bobby más pequeñas, mucho más finitas. Cuanto más finas, más sedosas pueden resultar. Además, las semillas que pueden tener en su interior serán más pequeñas, con lo que serán más agradables al paladar".

Para conservarlas en casa, recomienda mantenerlas dentro de una bolsa de plástico en el frigorífico. "Hay gente que incluso mete una servilleta de papel dentro para evitar que se condense la humedad, que es enemiga de las judías". Según cuenta Toribio, de esta manera se pueden consumir a lo largo de una semana sin ningún problema. Y, aunque no seamos demasiado fans de esta verdura, siempre nos quedará la variedad bobby para que nadie nos pueda reprochar que no nos comemos las judías verdes.

Más historias que te pueden interesar:

VÍDEO | Esta es la receta original para aprender a hacer Baileys casero

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente