Juana Acosta, con el corazón feliz ¿y ocupado?

Por Daniel I. Carande. Fotos: Gema Checa
Photo credit: Gema Checa

From Diez Minutos

La actriz Juana Acosta ha sido la embajadora de la colección que la firma UNO de 50 ha creado por San Valentín. Se llama Perfect Match y la hemos podido conocer en la tienda que la marca tiene en la madrileña calle de Serrano. Durante el evento hemos podido hablar con la colombiana de sus próximos proyectos y además nos ha sorprendido admitiendo que tiene el corazón feliz.

¿En qué estás trabajando ahora?

Ahora estoy en Barcelona, rodando una serie para Netflix, de la que todavía no podemos decir el nombre pero sí que tiene un reparto de lujo, como Aura Garrido, Mario Casas, José Coronado, Miki Esparbé y el director es Oriol Paulo. Todavía me queda un mes más o menos de rodaje porque me tienen que sacar antes porque me voy a rodar con Imanol Uribe su siguiente película y rodaremos en Colombia, en Cali, que es de donde yo soy, estoy superilusionada de volver a mi tierra a rodar. Rodaremos los interiores en Pamplona y los exteriores en Cali. Ha sido un año encadenando proyectos.

Photo credit: Gema Checa

No paras...

Sí, sí, ha sido un año intenso y este ha empezado también con mucha fuerza. Antes de empezar lo de Netflix terminé de rodar 'La templanza' para Amazon con Leonor Watling y Rafael Novoa. Ha sido terminar uno y empezar la otra.

Además estás a punto de estrenar películas también...

En abril se estrena 'El inconveniente' con Kitty Manver de un director novel que se llama Bernabé Rico y después, en la segunda mitad del año 'Las consecuencias' que es una película que rodé entre La Palma, La Gomera y Valencia de Claudia Pinto y es un guion de los más hermosos que he recibido en mi vida, así que estoy muy ilusionada con este año que viene cargado de estrenos y de trabajo.

Entre rodaje y estreno, embajadora de UNO de 50...

Y muy contenta porque además es una marca que siempre me ha encantado. Lleva casi el mismo tiempo que yo en España, empezó aquí a finales de los noventa y yo estoy desde el año 2000. Es una marca con la que me siento identificada por su autenticidad, por su originalidad, porque sus diseños son muy orgánicos inspirados en las formas de la naturaleza y me ha hecho muchísima ilusión que me invitaran a ser su embajadora.

¿Eres muy de joyas?

Para los eventos sí me gusta llevar joyas especiales, pero para mi día soy más austera.

Photo credit: Gema Checa

¿Hay alguna pieza especial en tu joyero?

De lo más preciado que guardo es un anillo que heredé de mi abuela de oro con una esmeralda, que además es la piedra colombiana, y uno que me regaló Ernesto, precioso también, con un aguamarina con rubíes. Son mis dos joyas especiales.

Desde que estás en España te has centrado en la interpretación, pero siempre has estado considerado como una de las mujeres más elegantes... ¿te gusta que te vean así?

No me gustan las etiquetas pero es algo que ha sucedido de una manera bastante natural, no es algo que yo haya planeado, creo que ha surgido de manera relacionada con mi trabajo como es el caso de esta presentación o la presentación de mis películas en los festivales, en los estrenos... ahí me fui amigando con las marcas de moda y de alguna manera ahí ha surgido. Creo que tiene que ver que estudié Bellas Artes y creo que ha ayudado bastante.

¿Nunca se te ha pasado por la cabeza diseñar?

Me encantaría, creo que llegará...

¿Ropa o joyas?

Bueno, por qué no joyas y por qué no ropa. Me encantaría hacer alguna colaboración en donde lo que yo proponga sea parte importante del proceso creativo.

¿Celebrarás San Valentín?

Sí, lo celebraremos (se ríe). Afortunadamente tengo a quién regalarle, pero no puedo contar quién es. Este año viene San Valentín con ilusión, contenta, viene bonito en todos los sentidos y en el amor también.

Entonces ¿tu corazón se siente tranquilo?

Sí, está muy bien afortunadamente.

¿Y ocupado?

Sí, bueno, no sé, pero está muy feliz.

Photo credit: Gema Checa

¿Has vuelto con Oliver?

¡No! Pero estoy ilusionada, pero no les voy a decir con quién.

¿Así que te van a regalar por San Valentín?

Eso espero, sí, va a ser un San Valentín ilusionante.

¿Has celebrado siempre San Valentín?

Lo he celebrado mucho tiempo porque era la fecha de mi aniversario con mi ex pareja, con Ernesto, siempre ha sido una fecha importante. Desde hace dos años lo celebro de otra manera como con esta colección de Uno de 50 que se llama Perfect Match y que no tiene que ser para una persona que amas si no que puede ser con alguien con quien encajas como tu mejor amiga, tu madre o tu hija. En mi caso, tengo muchos Perfect Match. De hecho no tengo claro que con el que voy a celebrar San Valentín sea mi Perfect Match (risas). Pero sí tengo claro que mi madre en estos 43 años de vida sería mi Perfect Match porque es una mujer a la que admiro y respeto con la que tengo una relación estupenda. Hace poco me dieron un premio en el Festival de cine iberoamericano en Huelva y me lo dio ella, fue una noche muy especial. Tengo mucha suerte de tenerla en España.

¿Tu hija ya tiene 15 años? ¿Le interesa el mundo de la interpretación?

No, está a punto de cumplir 14. Ella canta muy bien, lleva muchos años en música y tocando el piano y ha empezado a estudiar teatro para adolescentes en la Escuela Coraza, que es donde yo estudié.

¿Qué prefieres, que sea cantante o actriz?

Ella realmente querría estudiar en algún sitio donde tuviera danza, música, canto, piano, teatro... querría una escuela de esas muy completas. Yo hice danza durante muchos años y después Bellas Artes y luego la escuela de teatro.

Photo credit: Gema Checa

Vamos que sigue tus pasos...

Los míos y los de su papá, el abuelo, las tías... ¡de media familia!

Pero lo de la danza va más por ti...

¡Que va! Ernesto también ha hecho danza, es un hombre del Renacimiento: canta, baila, actúa, todo lo hace bien ¡y pinta!

¿Aconseja a tu hija o prefieres que descubra sola su camino?

Obviamente trato de aconsejarla pero me gusta que vaya descubriendo todo sola poco a poco. Intento tener una muy buena relación con ella y más ahora que está entrando en esa etapa tan delicada que es la adolescencia.

¿Te asusta esa etapa?

No me asusta pero sí creo que hay que estar con los ojos muy abiertos y acompañarla de una manera muy consciente y desde el amor absoluto, pero sí es una edad particular y ella ya entró ¡me estoy preparando!