Juan Muñoz se convierte en 'parásito' mientras sus compañeros lloran y se enfadan por la reorganización

·3 min de lectura

Después de que Rubén Sánchez se convirtiera en el segundo expulsado definitivo de Supervivientes 2022, Kiko Matamoros, Juan Muñoz, Ignacio de Borbón y Alejandro Nieto han tenido que demostrar que debían y querían quedarse una semana más en Honduras. Contando los días y con la tensión más elevada que nunca entre los concursantes, finalmente el humorista componente de Cruz y Raya ha sido el que menos votos ha recibido y hasta el próximo domingo deberá convivir con Ainhora Cantalapiedra en Playa Parásito, momento en el que el público decida quién de los dos regresa a España para siempre. "Ahora estoy bien físicamente, pero he pasado muchas adversidades por culpa de la pierna, la gota y las costillas. Estoy un poco mejor y la verdad que estoy muy contento de haber participado y de haber compartido estos días con mis compañeros, con sus momentos buenos y malos", ha dicho para despedirse el eliminado de la noche.

VER GALERÍA

Anabel Pantoja llora por separarse de su grupo
Anabel Pantoja llora por separarse de su grupo

Kiko Matamoros contra el mundo: el colaborador, enfrentado a todas las chicas de su grupo

Juan cree que ha aprovechado mucho esta experiencia en Supervivientes y se ha querido despedir especialmente de los integrantes de su equipo por haberle tratado tan bien durante toda la aventura. "Hay una palabra que no se me va a olvidar en la vida y se la dedico a Ana Luque, 'te I love you'", ha dicho el humorista, abrazando a su compañera antes de irse hacia Playa Parásito junto a la ganadora de la segunda edición de Operación Triunfo. Además, minutos antes de la expulsión ambos grupos han tenido que recoger la cabaña y sus enseres para meterlo todo en menos de un minuto en una barca que les lleva a dos nuevas localizaciones. Pero no solo eso, la ruleta del destino ha reorganizado los equipos para que los concursantes convivan con otros supervivientes.

Con malas caras, enfados y lloros, Lara Álvarez ha ido abriendo los sobres que redirigían a los concursantes en sus nuevos grupos. Marta Peñate, Ignacio de Borbón, Ana Luque, Anabel Pantoja, Desy y Alejandro Nieto han formado un equipo, dejando en el otro a Nacho Palau, Mariana Rodríguez, Kiko Matamoros, Tania Medina, Yulen y Anuar Beno. Mientras que a algunos de ellos les ha dado igual el cambio, otros como el que fuera Mister España ha mostrado su mal humor por volver a estar separado de su novia: "Qué mala suerte tengo", ha dicho mientras se llevaba las manos a la cabeza. Pero no ha sido el único, Anabel se ha derrumbado por estar alejada de Yulen, el esgrimista con el que tan bien se lleva, porque ya no van a estar dividos por una valla sino que cada grupo va o a Cabeza de León (Playa Fatal) o a Cayo Paloma (Playa Royal), dos ubicaciones muy lejanas.

VER GALERÍA

Nacho Palau, derrumbado por su saco
Nacho Palau, derrumbado por su saco

Nacho Palau, derrumbado al hablar de sus hijos en la isla

Finalmente, el grupo de Anabel Pantoja ha ganado la prueba gracias a las matemáticas de Marta Peñate, decidiendo irse a Playa Royal con mejores condiciones y dejando al otro grupo con las peores. Además, Nacho Palau ha vivido uno de los momentos más tristes de la noche. Cuando debían recoger sus respectivas playas y enseres, el concursante se ha olvidado el saco con todas sus cosas para su nueva ubicación. Pero tras una encuesta con el público del reality, el programa ha decidido que lo pudiera recuperar, un momento que la expareja de Miguel Bosé ha vivido con lágrimas en los ojos. 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente