Un joven sufre una caída de 10 metros en un concierto de Harry Styles y sale ileso

·1 min de lectura
Harry Styles credit:Bang Showbiz
Harry Styles credit:Bang Showbiz

El concierto que Harry Styles ofreció el pasado sábado 11 de junio en Glasgow, Escocia, tuvo que acabar antes de tiempo cuando uno de los asistentes se precipitó al vacío desde una de las gradas superiores, que se encontraba a una altura equivalente a la de un tercer piso.

Aunque parezca increíble, la víctima sobrevivió a la caída de diez metros y salió "relativamente ilesa" del accidente. Se trataba de un joven de 20 años llamado Dylan, que afortunadamente se está recuperando favorablemente. El fan de Harry Styles tuvo que pasó un día en la unidad de cuidados intensivos bajo observación y con respiración asistida porque había sufrido una conmoción cerebral, pero no se rompió ningún hueso y solo tenía los ojos morados y la nariz ensangrentada.

Su madre, Marion Hawkins, estaba en la cama cuando recibió una llamada explicándole lo que había sucedido, y más tarde le enseñaron uno de los vídeos que capta el momento en que su hijo pierde el equilibrio y cae desde el palco tras quedar suspendido de la barandilla durante unos segundos.

"Ojalá no lo hubiera visto", ha asegurado en declaraciones al periódico The Sun. "Te haces una idea en tu cabeza, pero verlo es algo muy distinto".

En su opinión, es un auténtico "milagro" que Dylan solo tenga un hombro magullado tras el fuerte golpe que sufrió y a partir de ahora no le permitirá correr el menor riesgo porque cree que ya ha agotado su buena suerte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente