La sopa de murciélago acapara la atención del mundo mientras crece la inquietud por la propagación del coronavirus chino

Fari Rafa
Contributor

Mientras se disparan las alertas por la rápida propagación de una nueva cepa de coronavirus, en las redes sociales se ha vuelto viral el video de una joven china comiendo sopa de murciélago, el animal que habría desatado el brote.

El video, que se habría hecho viral en la red social china Weibo primero y que fue compartido por Apple Daily, con sede en Hong Kong, muestra a una joven que sostiene un murciélago con palillos mientras muerde las alas del animal.

“¡Come la carne! [No] comas la piel”, se escucha en el material. “Debes comer la carne de la espalda”.

Otras imágenes que también se volvieron tendencia fueron publicadas por el influyente bloguero chino Chen Qiushi en Twitter. Las fotos muestran un murciélago cocinado -y “sonriente”- sobre un tazón de caldo. “¿Pueden los chinos dejar de comer fauna salvaje después de este incidente?”, se preguntó.

El gran mercado de alimentos de Wuhan, al cual fueron vinculados los primeros enfermos del coronavirus tiene a la venta una amplia variedad de fauna exótica. Entre las especies que se pueden comprar allí se encuentran murciélagos, zorros vivos, cocodrilos, cachorros de lobo, serpientes, ratas, pavos reales, y carne de camello. Todas se usan para el consumo humano.

El virus ha dejado hasta ahora el saldo de al menos 17 personas muertas, enfermó a más de 590 y provocó el cierre de la ciudad, con 11 millones de habitantes.

Un virus propagado quizás a partir de murciélagos

Los murciélagos se consumen en algunas áreas de la costa del Pacífico y el sudeste asiático, como en Seychelles, Indonesia, Tailandia, Vietnam, Guam. En China forma parte de la gastronomía ye wei, costumbre de cocinar animales exóticos salvajes.

Sin embargo, se sabe que los murciélagos son portadores del virus del Ébola y el virus de Marburg y los transmiten a los humanos que entran en contacto con ellos.

También pueden albergar henipavirus y cepas de rabia.

El nuevo coronavirus ha sido poco estudiado pues emergió en diciembre, pero los científicos temen que se haya propagado de los murciélagos a las serpientes, y de ahí a los humanos.

Una sopa de murciélago de frutas de Guam en el Museo de Alimentos Asquerosos de Los Ángeles, California (ROBYN BECK / AFP a través de Getty Images)

Un estudio divulgado el martes en la revista Science China Life Sciences, patrocinado por la Academia China de Ciencias de Beijing, señaló los puntos en común entre la nueva cepa y otros virus, y reveló que el coronavirus de Wuhan estaba estrechamente relacionado con una cepa ya existente en los murciélagos.

“El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV (coronavirus) sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque sigue siendo probable que haya huéspedes intermedios en la cadena de transmisión de murciélagos a humanos”, apunta el informe.

Un segundo estudio publicado el miércoles en el Journal of Medical Virology identifica a las serpientes como el posible “huésped intermedio” en este proceso, pero advierte que sus conclusiones requieren “una mayor validación mediante estudios experimentales en modelos animales”.

Por el momento, los principales eventos del Año Nuevo Lunar en Beijing han sido cancelados, las autoridades en Ezhou han cerrado las estaciones de tren y Huanggang ha anunciado que suspenderá los autobuses y trenes públicos.

Tensión y aislamiento en Wuhan

En Wuhan, que permanece cerrada con todos los vuelos entrantes y salientes suspendidos así como cancelaciones de trenes y autobuses, se viven momentos tensos: a sus residentes se les prohíbe salir y las familias luchan por garantizar los suministros y alimentos del hogar.

La Comisión de Salud de Wuhan dijo que la ciudad está “presenciando una tendencia de rápido crecimiento de pacientes con fiebre” y que los hospitales enfrentan escasez de camas.

Cifras oficiales muestran que casi 600 pacientes han sido afectados por la enfermedad, pero los científicos advierten que hasta 10.000 personas podrían haberse infectado solo en Wuhan.

Se conoce que el coronavirus ya se ha extendido a siete países, incluido Estados Unidos. Un paciente de Washington que regresó de un viaje a China a mediados de enero fue puesto en cuarentena, pero antes habría estado en contacto cercano con al menos otras 16 personas.

Hasta el miércoles se habían identificado dos casos en Tailandia, uno en Japón, uno en Corea del Sur y uno en la isla de Taiwán. Otros países donde se investiga la existencia de algún caso son México y Colombia

Los coronavirus son una gran familia de patógenos, la mayoría de los cuales causan infecciones respiratorias leves, como el resfriado común. Pero este tipo de virus también puede ser mortal.

El SARS, o síndrome respiratorio agudo severo, es causado por un coronavirus y mató a cientos de personas en China y Hong Kong a principios de la década de 2000. Los síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, y algunos pacientes desarrollan neumonía.