Jota Peleteiro, protagonista de la fiesta temática de Francisco, hijo de Jessica Bueno y Kiko Rivera

Gtresonline

Hace apenas unos días, Francisco, el hijo de Kiko Rivera y Jessica Bueno, celebraba su séptimo cumpleaños. Una fecha muy especial que sus orgullosos padres no dudaron en compartir, aunque por separado, con sus miles de seguidores. No obstante, la auténtica celebración para el pequeño llegaba un poco después y en forma de una gran fiesta infantil que tuvo lugar durante el fin de semana, tal y como la propia modelo ha querido mostrar a través de las redes. Un divertidísimo evento que tenía el futbol como temática principal y que la sevillana organizó con todo lujo de detalles en un local de Birmingham, localidad británica en la que residen desde 2017.

VER GALERÍA

cumple-fran

Una tarta con forma de balón, multitud de banderines y un improvisado terreno de juego hicieron las delicias del primogénito del Dj y sus amiguitos, que lo pasaron en grande disputando un partido con toda una estrella de la Premier League, Jota Peleteiro, el actual marido de Jessica Bueno. Sin duda, el futbolista del Aston Vila fue una de las principales atracciones de la tarde y lo pasó en grande jugando con los niños que, a su vez se mostraron, encantados de poder aprender los secretos del 'deporte rey' con un auténtico profesional.

VER GALERÍA

jota-fran

En la actualidad, el centrocampista gallego se encuentra apartado del equipo para recuperarse de una operación de dos hernias que le causaban un gran dolor y no le dejaban descansar por la noche, aunque eso no le ha impedido perderse un acontecimiento familiar tan importante. Desde que iniciara su relación con Jessica hace ya casi 6 años, Jota ha sido una figura muy importante para Francisco, al que considera como su propio hijo.

La pareja, que contrajo matrimonio en 2015, atraviesa por una excelente etapa a pesar de vivir alejados de su país. La modelo no dudó en abandonar España para instalarse junto a su marido y sus dos hijos, Francisco y Jota Jr (de 3 años), en Inglaterra tras su fichaje por diversos conjuntos de la Liga inglesa. Algo que supuso un gran cambio para la familia, pero al que han sabido adaptarse muy bien. Su relación atraviesa por un momento inmejorable, algo que el propio futbolista quiso demostrar de una original manera meses atrás al tatuarse el rostro de Jessica en el pecho. Un precioso homenaje a la que considera la mujer de su vida y a quien quiere llevar siempre muy cerca de su corazón.