La última expulsada de ‘Drag Race España’ te puede sonar de algo

·4 min de lectura

Cada domingo ATRESplayer Premium emite en directo un nuevo programa del concurso Drag Race España, una adaptación del formato estadounidense RuPaul’s Drag Race. Una competición que podríamos definir como un Operación Triunfo de drag queens, en la que cada semana se enfrentan a retos de moda, actuación, cante, baile, improvisación o aquello que corresponda. En la entrega emitida el pasado Domingo de Resurrección, el concurso dijo adiós a la andaluza Jota Carajota, una drag de gran inspiración folclórica, y cuya cara puede sonar a más de uno. Y es que ella ya tenía tablas televisivas antes de entrar en el taller.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando la conocimos en la presentación del programa, Jota se presentó a sí misma como una drag queen gitana, folclórica y marciana, y su participación en Drag Race ha supuesto un soplo de aire fresco y de visibilidad. La reina más joven de toda la franquicia ha destacado cómo su abuela paterna es su mayor inspiración y le ha regalado joyas, peinetas y mantones, y cómo tiene en su haber una de estas prendas que perteneció a Lola Flores (aunque su compañera Estrella Xtravaganzza duda de su versión y cree que es parte de una fantasía). Del mismo modo, se ha abierto en canal para relatar cómo al salir del armario como persona queer y drag ha provocado que otra parte importante de su familia más conservadora le retire la palabra.

Durante el primer programa, que se estrenó el 27 de marzo, Jota contó que es una persona bisexual, y que en estos momentos tiene pareja, una chica llamada Julia, con la que no puede llevar demasiado tiempo. Y es que hace hace justo un año Jota estuvo en el programa First Dates buscando el amor, y allí ya nos dejó claro que era un auténtico torbellino, con mucho potencial para estar frente a una cámara de televisión.

Fue en abril de 2021 cuando Jota Carajota acudió al restaurante del programa de Cuatro para que Cupido le disparase alguna de sus flechas; y lo hizo con sus mejores galas, con mucho maquillaje, pendientes y un abrigo con estampado animal que enamoró a Carlos Sobera, quien hasta le pidió que se lo prestase para ver cómo le quedaba. “Pasas de ser Carlos Sobera a Sara Montiel”, le dijo al verle con semejante prenda.

Ya entonces Jota proclamó uno de sus lemas de Drag Race España: Soy un poquito flamenca marciana”, le confesó a Sobera. “Ala gente le produce una explosión al saber que soy gitano y drag queen, pero para mí es algo natural porque vengo de familia de artistas”, exclamó.

En aquella ocasión Jota Carajota cenó con un chico llamado Daniel, que se definía a sí mismo como un chico frío pero de gran corazón, y que estaba dispuesto a encontrar a su media naranja. Para conseguir que se fijase en él, Jota puso toda la carne en el asador y exclamó: “Soy como Lola Flores: Ni canta ni baila, pero no se la pierdan” y entonces cantó un tema propio llamado ‘La peluca’, que hasta el camarero Matías Roure terminó coreando.

El amor no estuvo en el aire aquella noche, y Jota y Daniel decidieron irse cada uno por su lado; al menos, eso sí, hubo buen rollo entre ambos y se divirtieron mucho, cosa que no siempre se logra en Frist Dates. Al público aquella entrega de Jota gustó, tanto como para convertir al programa en lo más visto de Cuatro de la jornada, con 898.000 espectadores y un 4,9% de share.

Durante su paso por Drag Race España, Jota demostró que aquel momento vivido en First Dates no fue un espejismo. Que es una artista con todas las letras, y que tiene unas raíces flamencas maravillosas, a las que dio rienda suelta en el segundo capítulo, cuando interpretó una canción propia en el concurso de talentos.

Sin embargo, en el resto de capítulos patinó. Su mayor problema ha resultado ser la prueba de la pasarela, donde no ha ofrecido trajes que conquisten al jurado, ni tampoco ha sabido venderse del todo bien. De hecho, en dos de los cuatro capítulos ha tenido problemas con las revelaciones, con prendas que se quedan cogidas en el momento más inoportuno, rompiendo la fantasía que estaba intentando transmitir.

Tras dos semanas situándose entre las peores, Jota Carajota tuvo que hacer ayer las maletas y despedirse de Drag Race para siempre. Pero ha dejado claro que es una gran artista, que tiene muchísimo que ofrecer, así que no olvidemos su nombre ni su cara, porque volveremos a verla en televisión. Porque lo tiene todo para triunfar.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente