Joshua y Usyk pasaron por la balanza antes de la pelea del sábado

·1 min de lectura

Anthony Joshua y Oleksandr Usyk pasaron por la balanza este viernes en el último acto protocolar antes de la pelea del sábado en Arabia Saudita. El inglés marcó 244.5 libras, mientras que el ucraniano estuvo mucho más liviano de lo pensado al pesar 221.5 libras.

En los últimos días habían surgido diferentes reportes que afirmaban que el campeón mundial de la OMB, la FIB y la AMB de los pesados, quien lleva marca de 19-0 en su carrera, llegaría a la revancha mucho más pesado que de costumbre.

Sin embargo, Usyk terminó parando la balanza con una marca casi idéntica a la del año pasado, cuando en septiembre de 2021 pesó 221.25 antes de derrotar por decisión unánime en las tarjetas de los jurados a su contrincante británico.

"Las expectativas no siempre se cumplen", dijo el ucraniano después de sorprender a todos con su peso. Mientras tanto, Joshua minimizó la importancia del pesaje, aunque vale la pena destacar que llegará con cuatro libras más que en su último duelo con Usyk.

"Para mí, personalmente, este face off no significa nada. Todo se trata de cuando suene la campana mañana, los face offs no ganan peleas. Todas estas cosas, el peso, nada de eso me importa, solo estoy esperando la batalla", explicó.

"Estoy 100 por ciento listo para 12 asaltos y cualquier cosa menos que eso es un bonus", completó Joshua, quien intentará recuperar nuevamente sus cinturones de campeón, como ya lo hizo cuando perdió hace un par de años con el mexicano Andy Ruiz.

Foto: Getty Images