Así es hoy Josh Holloway, Sawyer en 'Perdidos'

Por Nuria Herrera
Photo credit: Mario Perez - Getty Images

From Diez Minutos

Este californiano de 50 años llegó a nuestras vidas en 2004 cuando se estrenó Perdidos (Lost). Su cerca de metro noventa, su mirada azul, su media melena asalvajada, un físico envidiable y un carácter a veces machista y egoísta que escondía un lado sensible, le convirtió en uno de los sex-symbol de la isla y en el principal rival a ojos de las espectadoras de Jack (Matthew Fox), el otro guaperas del grupo de náufragos. A lo largo de las seis temporadas de la serie, todas quisimos ser Kate (Evageline Lilly) y tener a estos dos chicos comiendo de su mano, pero la afortunada fue ella y ambos nos brindaron imágenes como estas.

Pero Perdidos no fue la primera vez que Josh Holloway se ponía delante de una cámara. El actor nacido en San José, California, debutó en un videoclip de Aerosmith, concretamente en Crying, donde, al igual que Sawyer, tenía la mala costumbre de robar cosas. En esta ocasión, el bolso de Alicia Silverstone, la protagonista del clip.

Trabajó como modelo, hizo personajes episódicos en series como Angel (1999), Walker, Texas Ranger (2001), C.S.I. (2003) y Navy: Investigación Criminal (2004) hasta que James Sawyer Ford se cruzó en su camino y le lanzó al estrellato.

Photo credit: Bob D'Amico - Getty Images

En 2007, en pleno apogeo de la ficción de J.J. Abrams, protagonizó el thriller Hellion - El ángel caído junto a Sarah Wayne Callies, la doctora Tancredi de Prison Break. Dos años después, y aún comprometido con la ficción, era un personaje secundario de la comedia Stay Cool, protagonizada por Wynona Ryder.

Tras seis años en la serie grabada en Hawai y un final que ni él mismo logra descifrar, Josh comenzaba una nueva etapa en su carrera que no fue todo lo prometedora que se esperaba. Participó junto a Tom Cruise en Misión Imposible: Protocolo fantasma (2011)…

… Y en las películas El poder del dinero (2013), con Harrison Ford; y Sabotage (2014), con Arnold Schwarzenegger.

Su primer protagonista en cine vendría con la película La batalla del año, en la que interpretó el personaje de Jason Blake, un entrenador de baloncesto que se recicla en instructor de break dance para los Juegos Olímpicos de esta disciplina. El filme, dirigido por Benson Lee, solo interesó a los bailongos y fue un fiasco tanto de crítica como de recaudación.

Después del batacazo, Josh Holloway decidió volver a la tele y lo hizo protagonizando Intelligence (2014), una serie de ciencia ficción que, pese a su buena acogida, solo tuvo una temporada. El actor interpretaba a Gabriel Vaugh, un agente de los servicios de inteligencia que tiene implantado un super-ordenador en formato microchip en su cerebro. La ficción, que contaba en su reparto con la C.S.I. Marg Helgenberger, y que en Estados Unidos estrenó CBS, llegó a España a través de FOX Crime.

Dos años después, volvería a probar suerte con Colony, una serie de ciencia ficción sobre la llegada de los extraterrestres a la Tierra que consiguió tener 3 temporadas y en la que se reencontró con Sarah Wayne Callies. Emitida en España por SyFy, y ahora a través de Netflix, Holloway interpretaba a Will Bowman, un exagente del FBI que, para proteger a su familia, se ve forzado a colaborar con el gobierno alienígena para derrocar a la creciente resistencia ciudadana que procede de una colonia en el corazón de la ciudad.

Y de Netflix a Apple TV+. El californiano protagonizó uno de los Cuentos asombrosos de Spielberg, concretamente el titulado Señales de vida (Signs of Life) que la plataforma de Cupertino estrenó el pasado 6 de marzo.

Su siguiente paso ha sido fichar por la tercera temporada de Yellowstone, la serie de Paramount protagonizada por Kevin Costner cuya nueva tanda de capítulos tienen previsto estrenarse en junio. En ella, interpreta a Roarke Carter, un administrador de fondos de cobertura que llega a Montana con planes muy ambiciosos sobre la familia Dutton.

Un feliz padre de familia

Su vida personal ha gozado de tanto éxito como Perdidos. Josh Holloway se casó en octubre de 2004 con Yessica Kumala. La pareja se casó en Hawai, donde se grababa la serie, cuando el actor estaba en la cima del éxito gracias a Sawyer.

Photo credit: Jamie McCarthy - Getty Images

Ahora, casi dos décadas después, forman un sólido matrimonio y disfrutan de sus dos hijos, Java Kumala Holloway y Hunter Lee Holloway, con los que el actor explora otros talentos artísticos.