José Mota ya no se ríe tanto: El humorista está al borde de la ruina por culpa de una estafa

Ci 54

El humorista José Mota ha sido estafado, tal y como detalla la revista Lecturas. La casa de mármol de aproximadamente 1.000 metros cuadrados que se construyó en una de las mejores zonas de Madrid, Mirasierra, no es habitable debido a numerosos defectos, como que los marcos de las ventanas no estaban correctamente anclados y los azulejos ni siquiera estaban fijados debidamente. Además, había numerosos fallos en el aislamiento.

José Mota (©RTVE)
José Mota (©RTVE)

El cómico, para comprar el terreno donde vivir con su mujer Patricia Rivas y sus tres hijos, solicitó en su día una hipoteca de 14 millones de pesetas. Ahora ha demandado a la constructora que acabó quebrando y desoyendo las quejas de José Mota.

¿Se encuentra al borde de la ruina? Según informa Jaleos, José Mota en 2016 obtuvo unos ingresos de 3.5 millones de euros, aunque registró unas pérdidas que ascendían a 190.000 euros. Actualmente Producciones Nueva Línea es la sociedad que mayor respaldo económico le puede proporcionar en su pleito con la constructora.

MÁS FRENTES ABIERTOS

El humorista manchego de 52 años, además de tener que lidiar con los problemas de su casa de Mirasierra, no ha conseguido triunfar con sus proyectos para televisión. De hecho, la serie El hombre de tu vida acabó siendo un fracaso en Televisión Española. El acabose tampoco cosechó los datos esperados. Por último, los resultados de José Mota presenta… tampoco han sido los esperados.

Por si esto fuera poco, el pasado mes de mayo José Mota tuvo que declarar como perjudicado por la estafa de Paco Sanz, a quien entregó 5.000 euros como ayuda para su simulado Síndrome de Crowden. El humorista no ha sido el único rostro conocido de la pequeña pantalla que cayó en esta trampa.

Para seguir leyendo:
Saber y ganar celebra 5.000 programas y se convierte en el concurso más longevo de la historia televisiva española

Denuncias a MasterChef Celebrity 3 por grabar una prueba de exteriores en un hospital público

Imagen: ©RTVE