José María, expulsado de ‘Gran Hermano’ por “posible abuso sexual”

Antonio Diéguez

La dirección de Gran Hermano Revolution sorprendió el sábado por la mañana al anunciar la expulsión de José María por una “conducta intolerable”. En un escueto comunicado se añadía que Carlota también dejaba el ‘reality’ temporalmente: “Siguiendo las directrices del equipo de psicólogos, se le ha aconsejado que permanezca fuera de la casa en estos momentos. La puerta está abierta para ella, de manera que el jueves podría reincorporarse al concurso”. Ningún otro dato se aportaba al respecto.

José María y Carlota, concursantes de ‘Gran Hermano Revolution’ (Mediaset).
José María y Carlota, concursantes de ‘Gran Hermano Revolution’ (Mediaset).

Después de dos días de especulaciones, El Confidencial desvela los motivos de la salida del murciano de 24 años: “un posible abuso sexual” a Carlota cuando ésta se encontraba “bajo los efectos del alcohol”. El portal asegura que también se ha presentado una denuncia contra José María ante la Guardia Civil de Colmenar Viejo (Madrid). Pero, ¿cómo ha sucedido todo esto?

Según sostiene el citado medio, los hechos ocurrieron el sábado a las 1:30, después de que los participantes de GH estuvieran bebiendo unas copas. El murciano y su compañera de ‘reality’ decidieron continuar la noche de una forma más íntima, con la intención de hacer lo que todos conocemos por ‘edredoning’.

José María y Carlota, durante el ‘reality’ de Telecinco (Mediaset).
José María y Carlota, durante el ‘reality’ de Telecinco (Mediaset).

“Ante la posibilidad de que José María López Pérez hubiera podido mantener relaciones sexuales no consentidas con otra concursante, Carlota Prado Alonso, que es su pareja y que se encontraba presuntamente bajo los efectos del alcohol, los responsables de Gran Hermano decidieron poner los hechos en conocimiento de la Guardia Civil”, publica El Confidencial.

En la denuncia se indica que Carlota estaba “bastante bebida” y que su compañero “se tapó a sí mismo y a la mujer con un edredón” por lo que no se pudo apreciar con exactitud qué estaba sucediendo. La dirección del programa valoró “una relación sexual no consentida”, por lo que decidió echar al murciano de manera fulminante. Además, se consideró que Carlota debía recibir atención psicológica.

José María y Carlota, haciendo ‘edredoning’ (Mediaset).
José María y Carlota, haciendo ‘edredoning’ (Mediaset).