José Luis se corona como el ganador de Supervivientes 2017 ¿pero es justa su victoria?

El pasado jueves 20 de julio, José Luis se proclamó ganador de Supervivientes 2017, llevándose el cheque de 200.000 euros de manos del ganador anterior, Jorge Díaz, y la satisfacción de haber superado la prueba de su vida.

José Luis se proclama ganador (@supervivientes)
José Luis se proclama ganador (@supervivientes)

José Luis, Iván, Laura Matamoros y Alba Carrillo habían llegado a la final tras pasar tres meses de supervivencia extrema en Honduras, y fue Jorge Javier Vázquez el encargado de dar a conocer el nombre del ganador en una de las galas más emocionantes que se recuerdan del programa.

Pero cuando se acaba un concurso que ha tenido unas audiencias tan desmesuradas como Supervivientes 2017 -que en la gala final ha rozado el 33.1% de share- siempre se plantea la misma cuestión: ¿nos encontramos ante un justo ganador?

La verdad es que sí. Se ha premiado, de una vez por todas, la supervivencia que da nombre al concurso. José Luis se proclamó desde el principio del reality como uno de los mejores supervivientes. Ha sido, sin lugar a dudas, el gran pescador de la isla. Y, de hecho, tuvo su minuto de gloria hace unas semanas cuando la organización del programa le premió por este hecho. Es un hombre de pueblo que no ha tenido apenas dificultades para demostrar su valía en cuanto a supervivencia. Hay que recordar además que participó en MasterChef 4 y que llegó incluso a ser el tercer finalista en este concurso de la cadena pública.

Todos merecían el premio (@supervivientes)
Todos merecían el premio (@supervivientes)

Sin embargo, desde prácticamente el inicio del concurso, José Luis ha estado enfrentado a varios participantes que durante las galas de los jueves dejaban entrever que el manchego no era de fiar y que delante de las cámaras se dedicaba a explotar la mejor imagen de sí mismo. Aunque ha mantenido una excelente relación con Iván, tuvo sus más y sus menos con Gloria Camila y con Kiko, también con Leticia Sabater y, sobre todo, con Laura Matamoros en la recta final del show televisivo.

De hecho, el cólico nefrítico que José Luis sufrió se produjo minutos después de los comentarios que la hija de Kiko Matamoros le estaba propiciando en directo; como “sinvergüenza” y “cerdo”. Un cólico que, por cierto, trajo mucho que hablar en los debates con Sandra Barneda ya que sus compañeros no echaron en falta al concursante durante su ausencia hospitalaria. Sin embargo, las cosas como son, es de admirar que José Luis haya decidido seguir en el concurso a pesar de este inconveniente médico. Porque su victoria es más que justa.

No obstante, hay que decir que Alba ha sido la gran sorpresa del concurso. De los cuatro finalistas puede que haya sido la peor parada en las pruebas físicas, pero en las mentales ha demostrado ser una concursante inteligente. Ha hecho del humor su leit motiv en la isla y el público ha sabido agradecer su positivismo convirtiéndola en la segunda finalista.

(©Mediaset)
(©Mediaset)

Por su parte, Laura Matamoros partía como una de las favoritas para alzarse con el premio desde que se anunció su nombre en el reality. Ya se proclamó ganadora de Gran Hermano VIP 4 y es bien sabido que tiene una importante legión de seguidores que esta vez no han podido con el apoyo de la audiencia a José Luis. Demostró ser una buena superviviente y estar a la altura en la mayoría de las pruebas, sin embargo, ha flaqueado en la parte de convivencia. En más de una ocasión, la joven ha perdido las formas con sus compañeros y ha llegado a criticar a sus espaldas hasta al que muchos considerábamos su único amigo fiel en la isla, Alejandro.

Iván finalmente quedó en cuarto lugar aunque hubiera sido, con mayor probabilidad, un justo ganador de no haberse proclamado victorioso José Luis. Es cierto que al principio del concurso su actitud no era la deseada y que, incluso, se replanteó abandonar por supuestos problemas médicos. Sin embargo, su evolución es digna de ser premiada. Cada semana ha dado lo mejor de sí en las pruebas y se ha atrevido como pocos a dar la cara en La Palapa cuando se ponían vídeos que le comprometían. Sí, Iván también ha sido pillado por las cámaras en más de una ocasión criticando ciertas conductas de sus compañeros. Sin embargo, uno de sus puntos débiles, que quizás le ha llevado a perder parte del apoyo de la audiencia, es que ha demostrado ser muy individualista y no ha aceptado desaprovechar ciertas recompensas por el juego de los otros robinsones.

Lo que nadie puede negar es que los cuatro supervivientes finalistas han llegado tan lejos en el programa por méritos propios. Cada uno en su justa medida, además de sobrevivir como ha podido, ha dado espectáculo o ha creado expectación y, para qué nos vamos a engañar, Supervivientes 2017 también va de eso.

Para seguir leyendo:
¿Hay tensión sexual no resuelta entre Laura Matamoros y Alejandro Caracuel?
Gloria Camila pone en duda la risa de Paola: “Es falsa”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente