Zapatero revela el toque de atención insistente por parte de Benedicto XVI a cuenta del matrimonio homosexual

Mientras José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente del Gobierno, entre los años 2004 y 2011, coincidió en el tiempo con dos Papas. Uno fue Juan Pablo II, que falleció en 2005. El otro, Benedicto XVI. Ambos hicieron llegar al entonces máximo responsable del Ejecutivo español su rechazo a una de sus grandes promesas electorales que convirtió en realidad: el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ambos Pontífices se oponían a la norma, pero, según acaba de desvelar Zapatero en una entrevista en el programa de la Cadena Ser Buenismo Bien, el segundo de ellos, Benedicto XVII fue muy insistente a la hora de expresar sus reticencias al respecto. Quizá el hecho de que coincidiesen más en el tiempo tuvo algo que ver a la hora darle no un ‘toque’, sino hasta varios, por el tema.

“No es que me llamara para esto”, explicó en el citado programa, “pero las tres veces que me encontré con él cuando coincidió que él era Papa y yo presidente del Gobierno (…) en las tres el tema fundamental que abordamos por iniciativa de él fue la Ley del Matrimonio Homosexual, casi tan importante como [la asignatura] Educación para la ciudadanía o más”.

Como ha contado Zapatero, fue siempre el Sumo Pontífice quien insitió una y otra vez en sacar a colación el tema para hacer notar su postura contraria. Eso sí, “era insistente, pero respetuoso. No hubo un momento en el que yo pudiera sentirme incómodo por la reflexión que él me trasladaba”.

Una “gran parte del debate” era la nomenclatura. En ese punto de las conversaciones el entonces presidente le contó una anécdota vivida hacía tiempo, antes de ganar las elecciones, cuando un creyente le dijo que precisamente él, que creía en Dios y porque era igual que todo el mundo, quería que a su unión también se la denominase matrimonio.

Pese a esos toques de atención y esa diferencia de posturas sobre el tema, ha reconocido que, si bien, “Benedicto era muy conservador ideológicamente y en el dogma de la doctrina católica, nadie le puede negar que era un hombre de elevada categoría intelectual”.

El activismo de Benedicto XVI contra el matrimonio entre personas del mismo sexo no ha cesado. Esta misma semana publicaban en Alemania un libro en el que se pueden leer afirmaciones suyas como que “hace cien años a todo el mundo le hubiera parecido absurdo hablar de matrimonio homosexual. Hoy todo el que se oponga a él queda excomulgado socialmente”.

En esa misma entrevista Zapatero ha contado también que hace dos años y medios se encontró con el Papa Francisco, el actual, a petición de este para hablar de Venezuela. De su encuentro guarda un recuerdo muy diferente de los mantenidos con su antecesor. “Fue el descubrimiento de alguien con un sentido tan alternativo a lo que uno puede concebir de la jerarquía católica… Tanto es así que hizo algunas bromas” sobre lo que le iba a costar en “determinados sectores de la curia esta entrevista que estamos teniendo”.

Bajo estas líneas se puede ver y escuchar el discurso dado por José Luis Rodríguez Zapatero tras la aprobación en el verano de 2005 ante el Congreso. “No hemos sido los primeros, pero tengo por seguro que no seremos los últimos (…) Un pequeño cambio en la letra que acarrea un cambio inmenso en las vidas de miles de compatriotas”, dijo aquel día.

Más historias que te pueden interesar:

Uno de los tres encuentros entre Benedicto XVI y José Luis Rodríguez Zapatero cuando el primero era Papa y el segundo presidente del Gobierno tuvo lugar el 10 de junio del 2010. (Foto: AP/Tony Gentile)