José Campos tras su ictus admite que tuvo miedo a morir

José Campos se recupera de su ictus (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El ex novio de Carmen Martínez Bordiú explica que, tras sufrir un ictus, tuvo miedo de dejar huérfana a su hija Martina.

La revista Semana ha conversado con José Campos, ex pareja de Carmen Martínez Bordiú desde hace siete años. Cuando su relación sentimental terminó, José decidió alejarse de la prensa rosa y empezar a vivir su vida como personaje anónimo.

A pesar de los años que han pasado, Campos sigue siendo un personaje de interés y, desde que sufrió un ictus el pasado 17 de marzo, los medios nos hacemos eco de su evolución, su mejoría y, por supuesto los miedos que conlleva el grave episodio que vivió.

Para recordar el contexto, estaba José Campos en su domicilio de Santander durmiendo junto a su esposa Marian y a su hija. Campos llevaba nada menos que ocho meses sin probar el alcohol por una promesa que le hizo a su hija así que el ictus vino de la nada y en un momento que “me pilló totalmente por sorpresa”, relata a la revista.

José recuerda que eran las tres y media de la noche y, al girarse en la cama, sintió que no podía mover el lado derecho de su cuerpo: “Me asusté muchísimo. No podía avisar a mi mujer porqué no podía hablar así que me levanté como pude y caí al suelo.”



Su esposa se levantó rápidamente de la cama y le preguntó su nombre pero José no podía responder así que ella llamó de inmediato a la ambulancia: “Si no es por ella, yo no estaría vivo. Si hubiera pasado al revés creo que no hubiera podido llamar a la ambulancia porque me habría puesto muy nervioso. Ella es un diez en todo.”

Y, ya en el hospital, José entró a quirófano: “Antes de entrar a quirófano solo pensaba en mi hija de cinco años, en que podía quedarse sin padre.” Hoy en día José Campos tiene dificultades en el habla: “Me cuesta hablar porqué tengo que pensar mucho lo que voy a decir, algunas palabras me cuestan y otras las he olvidado, pero lo superaré”.

José debería haberse quedado ingresado diez días tras la intervención pero, a las pocas horas ya podía hablar algunas palabras y nombres y, según cuenta: “Me quedé solo dos días ingresado porqué estalló lo del coronavirus y quisieron evitar el riesgo de contagio. Estoy en casa pero con medicación.”

Actualmente la ilusión de Campos es recuperarse del todo y seguir su vida familiar en casa dado que, aunque han decidido que no tendrán más hijos, Martina le llena de alegría y amor a diario. Además, después del susto, José Campos ha tomado las riendas de su alimentación y también tiene un entrenador para el ejercicio físico.

José se recupera a nivel personal y también deberá hacerlo a nivel profesional dado que, según comenta, ha tenido que cerrar su negocio a causa del coronavirus y el Estado de Alarma cuando mejor le estaba yendo.


Más historias que te pueden interesar 

José Campos hospitalizado después de sufrir un ictus 

José Campos se recupera en casa con los cuidados de 'sus chicas' 

Carmen Martínez-Bordiú deja a su marido por un chatarrero