Jornada laboral de 8 horas, en el banquillo

Voices

Texto: Cintia Saporito

Seguro has experimentado esa sensación de que tu energía y rendimiento van decayendo, conforme pasa el día en el trabajo. ¡Pero no estarías solo, ni sería reflejo de tus capacidades! ¿La verdadera culpable? La jornada laboral de 8 horas continuadas, que podría estar restándote productividad, asegura un estudio.

Estructurar mejor tu jornada, favorecería tu productividad. Foto: Jessica Petterson/Getty Images
Estructurar mejor tu jornada, favorecería tu productividad. Foto: Jessica Petterson/Getty Images

Es usual en muchos empleos, que se espere que las personas cumplan jornadas de 8 horas continuadas. Muchos incluso, no hacen pausas ni para el almuerzo. Pero, aunque difundido, este estilo laboral podría estar impidiéndonos avanzar.

Según un estudio realizado por el Grupo Draugiem, en Letonia, quienes realizan pequeñas pausas durante su día laboral, serían mucho más productivos, que quienes trabajan largas horas seguidas. Es decir, se trataría fundamentalmente, de cómo se estructuran las actividades, informa la revista Forbes.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores usaron una aplicación para pedir cuánto tiempo las personas dedicaban a varias tareas. Luego, compararon estos datos con sus niveles de productividad.

La jornada “ideal”

En este sentido, e incluso si es preciso cumplir una jornada laboral de 8 horas, lo recomendable sería trabajar durante 52 minutos, descansando otros 17, agrega Forbes, a partir del estudio. ¿Por qué?

Con este ritmo, las personas serían capaces de mantener un nivel único de concentración en su labor, dedicándose 100% a la tarea que deben cumplir. Pero a la hora del descanso, lo mejor sería separarse completamente del escritorio, para “refrescar” la mente y poder completar otro bloque de trabajo.

5 claves para mejorar la productividad

Ya sea que debas cumplir una jornada laboral de 8 horas, o trabajes menos, distribuir mejor tus tiempos de actividad y descanso no son las únicas estrategias aliadas, para mejorar tu productividad, Además, como aconseja el emprendedor John Rampton, en la revista Inc.:

. Calcula y limita cuánto tiempo le dedicas a cada tarea. Es usual que las personas fallen al estimar con precisión, el paso del tiempo. Busca alguna aplicación que pueda asistirte en este aspecto, para saber cuántos minutos inviertes en tus tareas diarias, y así acortar los minutos que inviertes en ellas.

. Imponte tus propias fechas límite. En niveles manejables, un poco de estrés puede darte enfoque y ayudarte a alcanzar tus objetivos. Alíate especialmente con esta estrategia, si tienes proyectos con fecha abierta.

. Sigue la regla de los “dos minutos”. ¿Hay alguna tarea pequeña que puedas resolver en ese tiempo? Hazla inmediatamente. Sería más rápido, que tener que volver a ella más tarde.

. Abandona el multitasking. Enfrentar numerosas tareas en simultáneo, podría resultar en una pérdida de tiempo y productividad. Mejor, comprométete con una actividad, antes de pasar al siguiente proyecto.

. Evita que los mails y llamadas entrantes guíen tu día. Separa tiempo para ellos, pero no permitas que determinen cómo será tu jornada. Ten un plan diario y da lo mejor de ti para apegarte a él, concluye Rampton, en Inc.

Y tú, ¿cómo organizas tu jornada laboral?

@cintiasaporito

También te puede interesar:
¿Hay empleos que incitan al divorcio?
¿Por qué un jefe no siempre es un buen líder?