Jorge Javier Vázquez pasa algo por alto en su enfrentamiento con Gema López

·4 min de lectura

En Sálvame la cosa está que arde. Como espectador del programa de Telecinco me da la sensación de que están tirando de conflicto para levantar sus maltrechas audiencias, pues en el programa de este martes 15 de marzo se encadenaba conflicto tras conflicto, con un nivel de beligerancia un tanto excesivo. Vimos un vídeo de Kiko Jiménez enfrentándose a Ortega Cano mientras ejercía de reportero, se dieron palos hasta en el carnet de identidad a Raquel Bollo, y Jorge Javier Vázquez volvió a tener un cara a cara con la colaboradora Gema López. Sin embargo, ahí el presentador pareció pasar algo por alto, y es el perfil televisivo de su rival.

Las discrepancias entre Jorge Javier Vázquez y Gema López saltaron a la palestra un día antes. El programa hablaba (de nuevo) de las deudas de Raquel Bollo, y ahí Gema López quiso echar un capote a la que fue su compañera. Así, explicó que en el plató hay gente sentada que debe más dinero que la que fuese mujer de Chiquetete, “y nos parece todo guay”. Sus palabras iban dirigidas, evidentemente, hacia Kiko Matamoros, quien tiene una gran deuda con Hacienda.

Ese comentario no le pareció bien al dueño del cortijo, quien le paró los pies a Gema de muy malas formas. “La teoría del 'y tú más' aquí no sirve. Bájate del pedestal que eres muy pesada Gema, eres muy pesada”, le reprochó. Según Jorge, López está “enfangando” el debate sobre Raquel, y llegó a llamarla “negacionista”. En su línea habitual, sabia y prudente, Gema decidió dar la callada por respuesta y esperó que el chaparrón pasase.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Quien no dejó que las aguas volvieran a su cauce de manera natural era el propio programa. Este martes, ya en la franja de Sálvame Lemon Tea María Patiño y Terelu Campos recordaron lo que había sucedido escasamente 24 horas antes, y Gema contemplaba todo desde una silla. A las cinco, cuando ya empezó Sálvame Naranja, Jorge Javier quiso ajustar algunas cuentas con Gema.

Aquí no hacemos ni periodismo ni cosas de estas, esto es un juego, un espectáculo, no trata de que ver que colaborador tiene la dignidad más larga. No es eso, entonces te veo muchas veces y no me gusta porque creo que al final sufres”, valoraba Jorge Javier. Luego, el de Badalona echó más leña al fuego al explicar que Gema hace sufrir a sus compañeros al hacerles sentir que están ligados a las órdenes de dirección, “como si tu fueras la única colaboradora que sabe cómo va esta estructura y que si tú quitaras un palito todo se caería”.

Con su habitual elegancia y maneras, Gema consideraba que juega muy bien a ese juego que menciona Jorge, y que es el propio programa en sí. “Creo que no estoy en ningún pedestal. Te lo digo de verdad”, le decía, añadiendo que cuando la llama negacionista lo único que va a conseguir es que se guarde sus opiniones. “Me molesta lo del pedestal porque creo que diciéndome eso el que está en un pedestal eres tú”, apostillaba.

MADRID, SPAIN - JANUARY 12: Spanish journalist Jorge Javier Vazquez performs on stage 'Desmontando a Seneca' at Reina Victoria Theatre on January 12, 2022 in Madrid, Spain. (Photo by Borja B. Hojas/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 12 DE ENERO: El periodista español Jorge Javier Vázquez actúa en el escenario 'Desmontando a Séneca' en el Teatro Reina Victoria el 12 de enero de 2022 en Madrid, España. (Foto de Borja B. Hojas/Getty Images)

Lejos de zanjar la conversación, Jorge reprochaba a Gema que muchas veces ni saluda al entrar al plató, y ella le dijo que si son tan amigos que por qué no la llamó. “Igual hemos pedido la confianza de decirnos algunas cosas. Tú haces muchas cosas a veces que crees que no pasa nada, si tú hablas de mi problema yo creo que el tuyo es ese”, le devolvía ella.

Jorge está acostumbrado a ser quien lleve los mandos de Sálvame, y no se da cuenta de que no todos los colaboradores entran al trapo con la misma intensidad. Él puede sacar fácilmente de quicio a Belén Esteban, por ejemplo, y sabe qué teclas pulsar para que la princesa del pueblo salte como un resorte. Con ella onsigue momentos de gritos y abandonos de plató, pero Gema está hecha de otra pasta. Es una profesional que no busca el enfrentamiento, que sabe muy bien cuál es su rol en el programa y hasta dónde está dispuesta a ofrecer; de ahí, por ejemplo, que nunca la veamos disfrazada, mientras que a sus compañeros sí. Si Sálvame es un juego y no periodismo, como apunta Vázquez, Gema sabe perfectamente cuáles son las reglas de su personaje, qué cosas tiene que hacer y cuáles no para mantenerse en la carrera.

La antaño periodista de DEC en Antena 3 sabe utilizar los silencios con maestría, y dando al programa el espectáculo justo y necesario, sin traspasar líneas que la hagan incomodar. Es, quizá, la colaboradora con el perfil más definido, sin cruzar barreras que otros a veces dejan demasiado atrás.

Por su propia naturaleza, el conflicto de Gema y Jorge tiene, televisivamente, los días contados. El avispero de Sálvame hay que agitarlo de vez en cuando, pero no todas las avispas reaccionan de la misma manera cuando esto sucede. Y ahí Vázquez ha pasado por alto en su enfrentamiento que López no va a darle aquello que él parece buscar.

Más historias que podrían interesarte: