Jorge Fernández e Instagram: "Era bastante tóxica pero ahora sí tengo algo que contar"

·3 min de lectura
Photo credit: Félix Valiente
Photo credit: Félix Valiente

Está mal decirlo ahora que ha decidido celebrar con nosotros sus 50 años –más fuerte que nunca– en la portada de Men's Health, pero sin duda la cuenta de Instagram de Jorge Fernández es una de nuestras grandes referencias. Él mismo, como parte de nuestro vídeo vs Internet, reflexiona sobre cómo fueron sus inicios en las redes sociales, y cómo su enfermedad, que le supuso una gran transformación hasta llegar a perder 12 kilos, fue el acicate que necesitamos para divulgar mil y un consejos sobre salud y deporte en sus posts.

Con Instagram tengo, o tenía, una relación bastante tóxica. Me obligaron, y yo pensaba que no tenía nada que contar, poner fotos en la playa, que te den un like… yo no lo veía. Pero bueno, “tienes que estar en las redes”. Cuando de verdad he sacado provecho ha sido después de todo lo que me ha pasado a mí, sigo cuentas de las que aprendo muchísimo, se puede estudiar a través de Instagram, y luego porque ahora sí tengo algo que contar, y eso es lo que me gusta. Poder contar algo que tenga sentido, cada uno puede hacer lo que quiera, y soy el primero que a veces pongo foto postureo windsurf, y qué voy a contar. Pero lo que hago es aprovechar esas publicaciones para poner algo relacionado con la salud, aunque no tenga nada que ver con la foto. Es un medio que te permite divulgar salud, y es la herramienta que he encontrado para ello.

¿Y su relación con los haters? Pues nos deja una gran reflexión al respecto:

Instagram es una plataforma mucho menos heavy Twitter por ejemplo, que es una barra de bar de borrachos donde que cada uno dice lo que quiere, escribo y a tomar por culo, ahí lo dejo. Al principio sí que estuve a punto de irme, no le veía lógica a que me dijeran cualquier cosa, porque nunca vas a decir las cosas a gusto de todo el mundo, está claro. Pero aprendí una cosa que me gustó más: no me fui de Twitter ni de Instagram –ahí casi no tengo haters, la gente es muy amable por norma general–, he aprendido a leer sin que me afecte, y es mucho mejor. Filosofía estoica. Es un ejercicio que hice, que creo que me ha venido bien para otros campos en mi vida. Lo que está bajo mi control, lo controlo, y lo que no, no utilizo esa energía para encabronarme, y sí para otras cosas que puedo controlar. Si alguien me escribe porque no le ha gustado lo que he dicho en la tele, pues qué le voy a hacer. Me da un poco de pena también, porque esos no me siguen, me buscan, luego están esperando a ver si contesto… Me da igual. He logrado ese equilibrio que además me gusta.

Y como los amigos de mis amigos son mis amigos, mucho ojo a los follows que recomienda...

Sigo a cuentas relacionadas con el mundo de la salud y el deporte. Ismael Galancho, Sergio Espinar, el doctor Antonio Hernández, el doctor Machuca, Marisa García Alonso, la doctora de la Puerta, gente que me ha tratado, que me ha curado, y luego muchos deportistas de élite. Y un poco de guitarra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente