Jordi Mollà reinterpreta 65 toros de Osborne en "El arte de trascender"

·2 min de lectura

Madrid, 22 jun (EFE).- El actor, director y pintor Jordi Mollà ha presentado este miércoles la exposición "El arte de trascender/ El legado del toro", en la que se exponen 65 toros de Osborne a escala que ha pintado en tres días. "Me gusta pintar rápido porque vengo del cine, que es el arte más lento", ha afirmado.

En la exposición, que se abrirá al público mañana en la Gärna Art Gallery de Madrid, el artista ha decorado un toro por cada año que este símbolo cumple en 2022, con el propósito de aportar una visión de "una España alegre, una España de fiesta, una España, permíteme el término, cojonuda", ha dicho.

Para ello, Mollà ha pasado tres días trabajando en la Bodegas Osborne de El Puerto de Santa María (Cádiz), donde ha decorado simultáneamente 65 chapas de más de un metro que representan la figura del toro, ahora a la venta.

Con un estilo que podría recordar a Basquiat, Jackson Pollock o Picasso, Mollá ha colaborado en lo que Eloy Martínez de la Pera, comisario del proyecto, ha definido como una labor "filantrópica y metacultural", ya que los beneficios recaudados por la muestra irán destinados a labores de inserción de jóvenes en situación de riesgo emprendidas por la Fundación Osborne.

"Pintaba seis toros al mismo tiempo, como pinto seis cuadros al mismo tiempo", ha afirmado, "podía echarme la siesta, empezar a pintar a las diez de la mañana, hasta las dos, volvía a las cinco, hasta las ocho, cenaba 'pescaíto' frito, la habitación de hotel era fantástica... y al día siguiente más".

La elección de Jordi Mollà como artista para llevar a cabo esta obra se debe a la vinculación del actor con la figura del toro de Osborne desde su participación hace treinta años en el filme de Bigas Luna "Jamón, jamón", en el que este icono cobra especial relevancia, y que Mollà ha fijado como "el principio de lo que vendría después".

El artista ha reconocido sin embargo no disfrutar de las corridas de toros, las cuales ha definido como "un desafío del hombre hacia la naturaleza" y encontrar más inspiración en "cuando de niño iba en coche con mis padres a ver a mi familia a Valencia: para mí era sinónimo de vacaciones, bañarse y comer bien".

"Me parece una cosa chula, muy española, porque yo me siento muy español aunque no vivo aquí", ha declarado el artista, residente en Miami. La exhibición, que estará abierta hasta finales de julio, ha sido definida por el propio creador como "muy exportable; no a Estocolmo, sí a México, América Latina, Miami, Nueva York, Francia... en localidades donde se entienda lo que es un toro".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente