Jordi Hurtado es mucho más que las bromas sobre su eternidad

·6 min de lectura

El nombre de Jordi Hurtado ha sido tendencia en Twitter este miércoles, aunque antes de cliquear para comprobar si le ha pasado algo me he imaginado que tanto ruido solo podría responder a las habituales bromas sobre su edad. En efecto, este 16 de junio el presentador de Saber y ganar sopla 64 velas envuelto en los mismos comentarios jocosos de siempre en torno a su eterna juventud.

Si bien yo también considero que es uno de los famosos que parece que ha hecho un pacto con el diablo, porque luce igual que hace dos décadas (también me pasa con John Stamos de Padres forzosos), quiero reivindicar que Jordi Hurtado es mucho más que ese alguien sobre el que hacer la guasa de turno sobre su supuesta inmortalidad. Se trata de uno de los grandes profesionales de la televisión española, el rostro eterno que no envejece en la pequeña pantalla consiguiendo lo que ya casi nadie logra: mantenerse en antena sin renovar formato.

©RTVE
©RTVE

Desde primera hora de la mañana la red social del pájaro azul se ha inundado de memes para felicitar a Jordi Hurtado. Un año más la inmortalidad del presentador se ha convertido en viral al extremo de que el perfil oficial del Archivo de RTVE ha entrado al trapo compartiendo algunos vídeos de los inicios de este enérgico profesional para bromear con la idea de que se produjeron “ya en la Edad Media”

Asimismo la cuenta de Saber y ganar también ha tirado de guasa publicando una imagen en la que aparece el catalán soplando las velas de los 4.000 programas de este icónico concurso, como si realmente celebrara esa edad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los internautas también se han cebado comparando unas cuantas fotografías de Jordi Hurtado a su paso por la cadena pública. Unas imágenes que evidencian cómo, salvo por las canas y algún cambio de gafas, el tiempo parece que no ha pasado por este padre de tres hijos. Tanto es así que hay quien juega con la posibilidad de que se saque sangre al incombustible presentador para desarrollar una vacuna universal contra cualquier virus.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es más, el inalterable estado físico del catalán es un tema de conversación recurrente, es decir, no solo en su cumpleaños se subraya la teoría de que es inmortal y que conoce el secreto de la eterna juventud. Sin ir más lejos, la muerte del duque de Edimburgo el pasado 9 de abril provocó que los internautas se acordaran otra vez del catalán.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además, recuerdo que en 2018 el veterano comunicador protagonizó una divertida campaña de FOX España para promocionar la novena temporada de The Walking Dead. De igual manera, ha hecho varios cameos en El ministerio del tiempo simulando que es en realidad un viajero temporal.

Y aunque el cachondeo sobre la edad de Jordi Hurtado está bien para echarnos unas risas durante un rato siento que, a veces, no se le reconoce su talento y que su figura televisiva queda reducida a esta repetida mofa. Pero que no se nos olvide que este carismático presentador lleva 24 temporadas al frente de Saber y ganar, el archiconocido programa de preguntas de La 2 que se erige como referencia en clave cultural de la pequeña pantalla. En todo un emblema.

Dicho de otro modo, Jordi Hurtado conduce un concurso con solera donde no solo sigue premiándose el conocimiento sino que además ha hecho cantera, nutriendo a otros espacios de participantes (es el caso del fallecido José Pinto que aguantó 98 tardes siendo incluso repescado por un error del programa y también de Javier Dávila que actualmente compite por el bote de Pasapalabra con Pablo Díaz). “Es el reality más verdadero y potente que hay. Estos quiz shows que vemos en España son los mismos que pueden verse en otros países y precisamente muchos están antes de los grandes informativos porque generan arrastre de audiencia. Es un formato clásico, familiar y estimula la participación del espectador”, recalcó el pasado año en una entrevista a ABC.

Que el presentador de San Feliu de Llobregat se mantenga en forma al frente de Saber y ganar desde 1997 es toda una hazaña televisiva, máxime cuando no tiene visos de que vaya a acabarse esta duradera etapa en el concurso de La 2. El mérito es todavía mayor si tenemos en cuenta que es un profesional de los que ya no quedan, que lleva vinculado a la segunda cadena de la televisión pública toda su vida tras arrancar su andadura en la radio, presentando el programa La radio al sol en Radio Barcelona de la Cadena SER (ganador del Premio Ondas en 1982).

Dejando a un lado que trabajó como actor de doblaje dando voz a Epi de Barrio Sésamo, su debut ante la cámara de TVE se produjo en 1985 con el concurso Si lo sé no vengo que presentó junto a Virginia Mataix hasta 1988. Asimismo entre 1989 y 1990 lideró La liga del millón dentro del programa deportivo Estudio Estadio. Seguidamente tomó las riendas de Pictionary en 1991 y de Carros de juego en 1992. Igualmente en 1994 coincidió con Almudena Ariza en el concurso ¿Cómo lo hacen? que, todo sea dicho, solo se mantuvo un mes en pantalla.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pesar de su buen hacer delante de los focos la realidad es que, en la actualidad, este pariente lejano de Jordi Évole (el abuelo del periodista de Lo de Évole y el padre de Jordi Hurtado son primos hermanos) se mantiene un tanto eclipsado por otros presentadores de concursos como Ion Aramendi, Carlos Sobera, Roberto Leal, Arturo Valls o Juanra Bonet. Pero que quede claro que con su magnetismo y afabilidad entrañable con los concursantes es quien sigue sacando adelante Saber y ganar, ganándose a la audiencia con sus chistes y chascarrillos improvisados. En otras palabras, en los últimos años se ha convertido en esa figura icónica a la sombra que se mantiene al pie del cañón. Es más, en estas décadas de andadura del programa solo se ha tomado una baja laboral, entre mayo y junio del año 2016, para someterse a una operación debido a una afonía (Luis Larrodera le sustituyó en este lapso de tiempo).

En definitiva, aunque el histórico presentador de La 2 lleve tanto tiempo en televisión sin haber envejecido (perceptiblemente), durante estas más de tres décadas hemos visto su evolución profesional. Y eso, al fin y al cabo, es lo que cuenta y más valoraremos el día de mañana. Porque, desde luego, es poco común que un presentador no se desgaste o su imagen no se queme. Pero Jordi Hurtado está hecho de otra pasta.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente