Una secuencia con Jordi Évole hunde la credibilidad de Miguel Bosé

·4 min de lectura

Después de extender su mensaje negacionista durante meses a través de mensajes rotundos que daban voz a teorías conspiratorias alrededor de la pandemia de Covid-19, Miguel Bosé terminó por hundir la credibilidad que le quedaba entre aquellos que apoyan su mensaje en la segunda parte de su entrevista con Jordi Évole.

Lo de Évole emitió la segunda y última entrega en la noche del domingo, donde el público pudo ser testigo de la rotundidad negacionista del cantante pero también de sus contradicciones. Además de asegurar que sabe más de la pandemia que el presentador, pero luego negarse a hablar juntos con un epidemiólogo; Miguel Bosé terminó por hundir su discurso cuando Jordi Évole destapó la realidad detrás de la entrevista: para concedérsela, él y su equipo debían estar libres del virus.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

En un momento de la entrevista, Évole revela que el equipo del cantante pidió que “todo el equipo” que estaba allí grabando el encuentro fuera con mascarilla. “Nos han recomendado que nos hiciéramos test PCR en vez de antígenos, que fuésemos un equipo reducido, que guardemos la distancia entre nosotros y que el espacio donde lo hiciésemos estuviese ventilado” desvelaba el presentador, asegurando que no les habían hecho tantas recomendaciones ni para la entrevista que hicieron al portavoz del Ministerio de Sanidad, el médico epidemiólogo Fernando Simón.

Ante la revelación que dejaba en entredicho el mensaje negacionista del propio Miguel Bosé, el artista reaccionó con la misma negación que mantiene desde hace tiempo. Primero preguntó a Évole: “¿Y yo soy mi equipo?”, como si aquellos que trabajan para él se manejaran de forma independiente. Sin embargo, cuando el presentador sugirió que forma parte de él “de alguna manera”, Miguel Bosé remató: Soy el jefe pero en las cosas que conciernen a mi carrera, el resto de las cosas no”.

Miguel Bosé calificó el momento como un intento de meterle una pulla pero que, a su parecer, fue “inocua”, para luego continuar con su mensaje de negación burlándose de la aceptación de Évole a las medidas sanitarias. “Yo estoy encantado con esas medidas” dijo el presentador dando por aprobado el uso de mascarillas, distancias de seguridad, etc. “Si ya lo sé” le respondía Bosé. “A ti te ponen doce mascarillas, unas gafas de bucear, un tubo, dos aletas y todo, y estás encantado”.

Es decir, según lo visto en dicho segmento, su equipo creería en seguir las medidas y recomendaciones sanitarias dando por real la existencia del virus y sus riesgos; pero a él, que es el jefe, ese aspecto no le concierne. Un resumen carente de coherencia que ha despertado las críticas en redes sociales, hundiendo la credibilidad que el cantante podía mantener entre los negacionistas que todavía compraban su mensaje.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente