Jordan Díaz brilla en una gran noche de atletismo en París

·3 min de lectura
Photo credit: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON
Photo credit: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

El español Jordan Díaz volvió a demostrar que es el saltador más en forma del planeta y se impuso en la final de triple de la reunión de París, en la que compitieron los mejores especialistas del mundo, con una marca de 17,66 metros. Fue una gran noche de atletismo en que Shelly-Ann Fraser-Pryce firmó la marca más rápida del año en los 100 metros lisos (mujeres) con un tiempo de 10,67 segundos.

El atleta nacido en La Habana, sin embargo, no pudo mejorar el récord de España que estableció el pasado domingo en la localidad alicantina de La Nucía con 17,76 metros.

Un impresionante salto que permitió a Jordan Díaz, de 21 años, encarar la reunión de París en lo más alto de la clasificación del año. El mejor aval posible para medirse a rivales de la talla del vigente campeón olímpico, el portugués Pedro Pablo Pichardo, el ganador del oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016, el estadounidense Christian Taylor o el burkinés Hugues Fabrice Zango, plusmarquista mundial en pista cubierta. Sin olvidar, como no, al cubano Andy Díaz, que tras su segundo salto se situó en la primera plaza de la clasificación con un salto de 17,65 metros.

El acicate que parecía necesitar Jordan Díaz, que, tras firmar 16,58 y 17,44 metros en sus dos primeros intentos, en el tercero se situó a la estela de Andy Díaz tras alcanzar los 17,64 metros.

Jordan Díaz, que adquirió la nacionalidad española el pasado mes de febrero, no estaba dispuesto a conformarse con la segunda plaza y en su cuarto intento se situó al frente de la prueba con un salto de 17,66. Registro que permitió al español, que se entrena en Guadalajara a las órdenes del cubano Iván Pedroso, asegurarse su presencia en el sexto y último salto con el portugués Pichardo y el cubano Andy Díaz.

Una última tentativa en la que Jordan Díaz tuvo que conformarse con un registro de 17,40 metros que le dejaban a expensas de sus rivales, pero ni Andy Díaz, que logró un último intento de 17,57, ni Pedro Pablo Pichardo, que firmó un nulo, pudieron arrebatar finalmente la victoria al atleta español.

Además, el español Abdessamad Oukhelfen logró la mínima para participar en los Europeos que se disputarán el próximo mes de agosto en Múnich, tras concluir su actuación en la final de los 5.000 metros con un tiempo de 13:22,77 minutos. Un registro que permitió a Oukhelfen, bronce en los Campeonatos de Europa sub 23 disputados en 2019 en Gavle (Suecia), rebajar en más de un segundo los 13:24,00 minutos requeridos para competir en la capital bávara.

El español de 23 años, sin embargo, no pudo pelear por el triunfo, que fue para el etíope Selemon Berega, vigente campeón de los 10.000 metros, con un tiempo de 12:56,19 minutos.

Por otra parte, el español Asier Martínez, sexto en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, no pudo pelear por la victoria en la final de los 110 metros con vallas y concluyó séptimo con un tiempo de 13,69 segundos, en una prueba en la que el navarro derribó demasiados obstáculos. Una circunstancia que llevó a Martínez, de 22 años y que en las semifinales disputadas este mismo sábado igualó su mejor registro de la temporada -13,30-, a frenar en los metros finales de la prueba.

Asier Martínez, que había sido tercero en Birmingham y segundo el pasado jueves en Oslo en sus dos actuaciones previas en la Liga de Diamante, ocupó la penúltima posición. Muy lejos del ganador de la prueba, el estadounidense Devon Allen, que se impuso con un tiempo de 13,16 segundos, una marca muy distante de los 12,84 que firmó el pasado 12 de junio en Nueva York, cuando se quedó a 4 centésimas del récord del mundo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente