Jon Plazaola, Carlota Baró y Carles Francino se unen a “Amar es para siempre”

·2 min de lectura

Madrid, 4 jun (EFE).- La serie "Amar es para siempre" se encuentra a punto de iniciar el rodaje de su décima temporada en la que contará con las incorporaciones de Jon Plazaola, Carlota Baró y Carles Francino como protagonistas de la ficción de emisión diaria más vista de la televisión.

La serie de Antena 3 tiene previsto estrenar el próximo mes de septiembre una nueva entrega, cuando ya ha superado los 2.100 episodios en emisión y tiene una media de 1,5 millones de espectadores por capítulo.

Llegará con nuevas tramas, nuevos decorados, nuevos personajes e incorporaciones a su elenco, como la de los actores mencionados, a los que también se sumará Jesús Castejón.

Además, continuarán una temporada más dando vida a sus ya icónicos personajes Anabel Alonso, Itziar Miranda, Manuel Baqueiro, David Janer, José Antonio Sayagués, Iñaki Miramón y Luz Valdenebro.

Producida por Atresmedia en colaboración con Diagonal TV (Banijay Iberia), "Amar es para siempre" está dirigida por Eduardo Casanova mientras que Verónica Viñé, Beatriz Duque y Ángel Agudo serán los coordinadores de guion de los nuevos episodios, que arrancarán en septiembre de 1980 con la celebración del cumpleaños del patriarca de Los Asturianos: Pelayo Gómez.

En ese punto, no se sabe qué ha sido del abogado Guillermo Galán. Tampoco qué ha sido de Emma y de Manolín, ni por qué Sebas languidece y dice querer morirse. Benigna tampoco está muy bien y es que ha fracasado en todos los negocios que ha intentado montar en el local que la regaló Lorenzo Bravo.

Tampoco se espera la llegada de una antigua conocida, doña Visi -Miss Visitation-, que vuelve de Finlandia para alterar la vida del barrio, pero, sobre todo, la de Benigna y Quintero.

Esta nueva temporada cuenta la historia de la empresa familiar Garlo, una importante empresa juguetera, con jugueterías propias, que ayuda a reflejar el auge de este sector en la España de inicios de los 80.

Germán (Jesús Castejón), el dueño, está enfermo y parece que su hijo Raúl (Jon Plazaola), pese a estar bien preparado, no tiene la chispa y la creatividad de su sobrino, Francisco (Carles Francino). Carmen, la matriarca, es consciente de las virtudes y de las carencias de su hijo, pero guarda un turbio secreto.

(c) Agencia EFE