Jon Maya sumerge al Ballet Nacional en el neofolk

·2 min de lectura

Madrid, 24 nov (EFE).- El bailarín y coreógrafo Jon Maya cierra los talleres con los que el Ballet Nacional de España ha explorado las danzas tradicionales y en los que también han participado los coreógrafos Manuel Segovia y Miguel Ángel Berna.

El director del Ballet Nacional, Rubén Olmo, ha invitado a trabajar con los componentes del ballet a tres creadores que han desarrollado su carrera expandiendo los límites del lenguaje coreográfico de la danza tradicional como herramienta para crear nuevas propuestas.

El objetivo de los talleres es poner de manifiesto la reinvención de las danzas tradicionales desde una mirada contemporánea, lo que se conoce como neofolk.

Jon Maya (Errenteria, 1977), Premio Nacional de Danza 2017, cierra mañana el tercer taller. El creador y director de la compañía Kukai Dantza, baila desde los seis años, y asegura que la experiencia "está siendo muy gratificante".

Según ha explicado en una entrevista con EFE, han planteado estas jornadas de talleres "desde la experimentación con diferentes pautas y ejercicios".

"Un laboratorio desde el movimiento. No hemos venido a enseñar nada, sino a experimentar desde su propio conocimiento", ha advertido.

Acompañado del artista sonoro y compositor Xabier Erkizia y el dramaturgo Ximun Fuchs ha trabajado el concepto de la fuente desde el movimiento, el sonido y la dramaturgia, y a su último taller se podrá asistir en directo mañana en la web del Ballet Nacional.

Según Maya, "no es el mismo cuando bailas que cuando diriges. La mirada es diferente".

Además, ha señalado que el espectador tiene una mirada que no se corresponde con las danzas tradicionales, "aunque depende mucho del lugar".

"Hay gente a la que el folclore le supone una mirada atrás, pero tenemos que incorporarlo al día de hoy y al resto de disciplinas. De la misma manera que evoluciona nuestra forma de vestir, de comer y de hablar también lo hace la danza. Bailar engancha, siempre", ha asegurado.

Manuel Segovia, codirector de Ibérica de Danza y Premio Nacional de Danza a la creación en 2001, abrió el ciclo de talleres coreográficos, ofreciendo una visión contemporánea de la danza española y del folclore estilizado, disciplina que convive en su trayectoria con la escuela bolera y el flamenco, y con especial atención al baile charro.

Su objetivo: que los bailarines tomen conciencia de la capacidad de renovación de la danza tradicional y su proyección en la construcción de nuevas coreografías.

El director de la compañía Danza Viva, Miguel Ángel Berna, ha concentrado su taller en revisar los pasos tradicionales de la jota aragonesa y la técnica de la castañuela de dedo corazón como pilares para trabajar la coreografía "La templanza", primer premio del Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco en el año 2000.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente