Johnson contra las cuerdas: qué pasa si dimite el primer ministro

·2 min de lectura
Boris Johnson. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Boris Johnson. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Boris Johnson. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Boris Johnson ha recibido una estocada mortal. La salida de dos pesos pesados de su gabinete, sus ministros de Salud y Hacienda, pone contra las cuerdas al primer ministro.

Hace unas semanas, Johnson superaba por la mínima una moción de confianza del Partido Conservador. Cerca del 40% del partido no cuenta con su apoyo. Aún así, para el líder británico no es suficiente para dejar el cargo.

La situación se pone más difícil ahora con la salida en cascada de Sajid Javid y Rishi Sunak, dos de los rostros más conocidos de su equipo.

La gota que colmó el vaso

A las ya conocidas fiestas durante la pandemia y diversas cuestiones sobre su gestión, llegó el punto clave para las salidas de Javid y Sunak.

Este martes, Johnson tuvo que disculparse por haber designado como responsable de la disciplina del grupo parlamentario conservador al diputado Chris Pincher pese a saber que se le había investigado por conducta sexual inapropiada.

Aunque Downing Street trató inicialmente de desvincular a Johnson de lo sucedido con Pincher, quien dimitió la semana pasada por haber realizado tocamientos no deseados a varios hombres en una reunión social, finalmente el “premier” tuvo que admitir que ya conocía que había cometido esos actos en el pasado.

Los ministros que renunciaron hoy no aludieron directamente a este escándalo, pero para muchas voces críticas con Johnson en su partido supone la gota que ha colmado el vaso.

El futuro de Johnson

Por una parte, Johnson podría decidir que ha perdido el apoyo de demasiados miembros de su partido y del gabinete y renunciar, pero hasta ahora no ha mostrado signos de estar dispuesto a hacer esto.

Varios miembros más del gabinete podrían renunciar y pedirle a Johnson que se vaya, casi con certeza obligándolo a renunciar.

El partido no podrá realizar otro voto de confianza a Johnson hasta dentro de un año, tal y como establece la normativa. Sin embargo hay que tener en cuenta que hay varios legisladores que están tratando de acortar esos tiempos.

En caso de que Johnson salga, se iniciaría el proceso para encontrar un nuevo líder. Tras presentar a los nominados, los conservadores realizan varias rondas de votación en la que se van eliminando a los menos populares.

Cuando quedan dos candidatos, se someten a una votación final y el ganador es el líder del partido que será primer ministro de facto por ser el líder del partido con mayoría en la Cámara de los Comunes. Por lo que no hay que convocar de nuevo elecciones.

Continúan los más fieles

El grupúsculo de mayores fieles al primer ministro dentro del Ejecutivo ya anunciaron que no piensan abandonarlo.

Entre otros, el grupo está integrado por: la ministra de Exteriores, Liz Truss, el de Defensa, Ben Wallace, el vice primer ministro, Dominic Raab, o las titulares del Interior, Priti Patel, y Cultura, Nadine Dorries,

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente