El retorno de Johnny Depp a los premios MTV deja muy clara la dependencia de su carrera

·6 min de lectura

Es bueno reírse de las alegrías y desgracias. Nos ayuda a ver la vida con positividad y seguir adelante ante cualquier adversidad. Pero tras ver la reaparición oficial de Johnny Depp en los Video Music Awards de MTV, flotando en el aire como el característico astronauta de estos premios (más conocido como ‘moonman’), la verdad es que me rio por no llorar.

Era su primera aparición oficial ante la industria y el mundo desde el veredicto que cambió las tornas, tras fallar a su favor en el juicio por difamación contra Amber Heard. No solo eso, era su regreso y como protagonista puntual en un evento de gran envergadura repleto de colegas de profesión. Y, como era de esperar, sus fans lo han celebrado en redes sociales con la misma alegría que si hubieran anunciado su retorno a Piratas del Caribe. Sin embargo, yo vi a un personaje convertido en bufón para la ocasión y que me dejó clara la dependencia que ahora tendría su carrera.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Evidentemente, Johnny no tiene poderes mágicos para flotar en el aire. Se trataba de un vídeo pregrabado con su rostro insertado digitalmente. Necesito el trabajo” bromeaba recurriendo a su necesidad laboral como actor tras dos años de cancelación, mientras incitaba la ridiculez del momento al verlo flotando sobre el escenario. Estoy disponible para cumpleaños, Bar Mitzvah, bodas y lo que necesiten”.

El público en el auditorio se río mientras cientos de miles de fans llevan horas celebrándolo, riéndole la gracia y aplaudiendo su regreso con buen humor con el hashtag #JohnnyDeppRisesVMA (Johnny Depp Renace). Sin embargo, no es que quiera ser aguafiestas pero después de dos años, personalmente, esperaba otro tipo de retorno triunfal para un actor que llegó a estar en la cima de la taquilla y estuvo nominado al Óscar en tres ocasiones.

Es decir, me parece perfecto que encuentre la manera de quitarle hierro al sunto y bromear ante las circunstancias negativas que le tocó vivir a raíz de las acusaciones de presuntos abusos vertidas por su exesposa, Amber Heard. Porque desde que un juez británico fallara a favor de la actriz en noviembre de 2020, aceptando que 12 de los 14 incidentes de violencia detallados eran “verdaderos” y aprobando en consecuencia que los medios lo señalaran como “golpeador de esposas”, su carrera se derrumbó por completo. Desde entonces no ha vuelto a protagonizar una película mientras Warner le pidió la renuncia de Animales Fantásticos y Disney supuestamente planifica otro futuro para Piratas del Caribe. Ahora que el segundo juicio por difamación, celebrado en EE.UU., dictaminó que la actriz actuó “con malicia”, liberando a Depp de la sombra de los abusos, las puertas se abrieron para encaminar su perfil profesional.

Desde el final del segundo juicio el 1 de junio de 2022, Johnny Depp se ha centrado en su música y conciertos, mientras comienzan a surgir rumores sobre futuros proyectos cinematográficos. Sin embargo, no fue hasta que lo vimos flotando en el aire como astronauta de los VMAs que reapareció oficialmente como personaje de la industria del entretenimiento. Y que lo haga bromeando sobre su desempleo, convertido en una especie de bufón del evento, no me recuerda a la gran estrella de los 90s sino a un personaje que está dependiendo de sus fans para seguir adelante.

Y me explico. Ese momento en particular me resulta una manera directa de conectar con esos fans que lo apoyaron incondicionalmente durante todo el juicio, y lo elevaron a un pedestal victorioso incluso cuando todavía no había veredicto. De complacerlos. De reírse con ellos del asunto. De despertar la adoración que le tienen. De alimentar el fandom que -indirecta o directamente- puede ayudar a que algún que otro productor, o estudio, se frote las manos ante el interés económico de devolverlo a la cartelera. Porque, después de todo, esos millones de fans son los clientes fieles que pagarán las entradas para verlo de nuevo en la gran pantalla.

Me parece perfecto si Johnny Depp elige vivir la experiencia riéndose de sí mismo y la situación de cara a la galería pero, como demuestran las reacciones en redes sociales, esa reaparición simpática y graciosilla sirve para alimentar la adoración de esos fans que ven en él a un tipo peculiar al que reírle todas las gracias. Tal y como sucedió con cada uno de sus movimientos a lo largo del juicio. Desde las gracias que circulaban en redes por tener una bolsa de caramelos, por la cercanía con su abogada o sus risas cuando encontraba graciosos los testimonios de ciertos testigos. Cada uno de sus movimientos a lo largo del pleito hizo que sus fans lo idolatraran. Por eso, creo que si Johnny Depp hubiera reaparecido públicamente en un tono más serio, como en una convención sobre hombres maltratados o un evento sobre las consecuencias de la cancelación en su vida, probablemente no hubiera tenido la misma repercusión alegre y simpaticona.

MTV VMA 2022 – NEWARK, NUEVA JERSEY - 28 DE AGOSTO: Una vista de Johnny Depp en un traje espacial durante los MTV VMA 2022 en el Prudential Center en agosto 28 de febrero de 2022 en Newark, Nueva Jersey. (Foto de MTV VMA 22/Getty Images)
MTV VMA 2022 – NEWARK, NUEVA JERSEY - 28 DE AGOSTO: Una vista de Johnny Depp en un traje espacial durante los MTV VMA 2022 en el Prudential Center en agosto 28 de febrero de 2022 en Newark, Nueva Jersey. (Foto de MTV VMA 22/Getty Images)

Al reírse del asunto refuerza la simpatía que le tienen sus fans y, en cierto modo, me lleva a preguntar si hará este tipo de cosas justamente por y para ellos. Porque esos fans son los que alimentaron la campaña a su favor en redes sociales. Porque el mantenerlos contentos, con dosis esporádicas de su faceta más divertida, potenciaría esa relación. Y las reacciones sociales así lo demuestran. Su reaparición no solo es tendencia sino que existen cientos de publicaciones alabándolo por esa secuencia de apenas unos segundos como si hubiera ganado un Óscar.

Con todo esto, Johnny me hace pensar lo mucho que su carrera depende de esos fans en estos momentos con reacciones que lo colocan en la conversación viral, y un seguimiento que puede ayudar a que Hollywood vuelva a verlo como reclamo de taquilla (quien sabe, quizás pagándole de nuevo sueldos estratosféricos). Si sus reapariciones están diseñadas para complacerles y darles de qué hablar, si sus publicaciones en redes sociales están dirigidas a ellos, entonces podría decir que el futuro de Johnny Depp como estrella de cine depende de esos fans más que cualquier otra estrella.

Más historias que te pueden interesar: