Johnny Depp no piensa pagarle dos millones de dólares a Amber Heard

Johnny Depp credit:Bang Showbiz
Johnny Depp credit:Bang Showbiz

A principios de este año el antiguo matrimonio protagonizó uno de los juicios más mediáticos de la última década a raíz de un artículo que Amber Heard escribió en 2018 hablando de su experiencia como víctima de violencia doméstica y que Johnny Depp consideró un ataque a su persona a pesar de que no mencionaba su nombre en ningún momento.

Al final, su enfrentamiento de tres semanas en los juzgados acabó con el protagonista de 'Piratas del Caribe' ganando tres de las demandas por difamación que había interpuesto contra su antigua esposa y con ella siendo condenada a pagarle 10 millones de dólares por daños y perjuicios, aunque le quedó al menos el consuelo de que la jueza fallara a su favor en una de las contrademandas que presentó contra su ex.

En su momento Depp aseguró que no pensaba pagarle ni un dólar a la estrella de 'Aquaman' y hablaba muy en serio porque este miércoles su equipo legal ha presentado una petición en el Tribunal de Apelaciones de Virginia en la que argumenta que la estrella de 59 años no debe ser considerada responsable de los comentarios realizados por su abogado Adam Waldman al tabloide Daily Mail en abril de 2020, en los que aseguraba que Amber y sus amigos le habían tendido una trampa en 2016 al llamar a la policía para contar un "bulo" sobre los supuestos abusos que ella estaba sufriendo.

En el juicio que enfrentó a la pareja de intérpretes, el jurado decidió que esas declaraciones se había realizado mientras el abogado en cuestión actuaba como representante de Johnny Depp, lo que le convertía en culpable de difamación.

Sus abogados sostienen que, a pesar de haber recibido un "enfático veredicto favorable" para su cliente, "el tribunal de primera instancia se enfrentó a una serie de cuestiones legales y fácticas novedosas y complejas, y aunque el tribunal de primera instancia decidió la gran mayoría de esas cuestiones de manera sensata y correcta, algunas sentencias fueron erróneas."

"La Sra. Heard no presentó ninguna prueba en el juicio de que el Sr. Depp estuviera personalmente involucrado en la dirección o realización de cualquiera de las tres declaraciones de Waldman. De hecho, el Sr. Depp testificó que ni siquiera había visto los comentarios de Waldman antes de la presentación de la contrademanda en agosto de 2020", añaden en los documentos judiciales que han presentado en los tribunales.

En resumen, consideran que el actor no puede ser responsable de la conducta de uno de sus empleados, que actuó de forma independiente, y quieren que se revoque la sentencia favorable a Amber Heard que le condena a pagarle dos millones de dólares.