¿A quién creer? Los mensajes de texto de Johnny Depp complican su disputa con Amber Heard

La disputa entre Johnny Depp (Piratas del Caribe) y Amber Heard (Aquaman) está alcanzando niveles de virulencia raramente vistos en una (ex)pareja tan popular como la suya. Tras su cáustica separación en 2016 –llena de acusaciones de violencia doméstica, celos, alcohol y drogas–, el affaire Depp vs. Heard ha ido incorporando detalles escabrosos y declaraciones escandalosas hasta el punto de convertirse en la comidilla por excelencia de Hollywood. Y lejos de concluir, este morboso enfrentamiento se ha reavivado hace poco pese al océano que separa actualmente a sus dos partes interesadas...

Amber Heard y Johnny Depp en una de sus últimas apariciones juntos, en junio de 2016. (Imagen: Rich Fury - AP Photo / Gtres)

Y es que Heard, que anteriormente declaró que Depp la había golpeado, ahora asegura que temió por su vida durante la relación y que él la llegó a asfixiar. Los defensores de Depp insisten en que estas acusaciones son “un fraude y que fue la texana de 33 años quien le golpeó a él y después se “maquilló” magulladuras para simular que había sucedido lo contrario.

El pasado miércoles 26 de febrero, el siempre llamativo Depp acudió al Tribunal Superior de Londres para una vista preliminar luciendo un traje de tres piezas, bufanda, abundante joyería y gafas de sol. Por desgracia para él, hasta 70,000 mensajes texto supuestamente de su teléfono fueron divulgados –destacando uno de noviembre 2013 que rezaba “Quememos a Amber” (según The Daily Mail).

Supuestamente, el actor de 56 años escribió a su compañero de profesión Paul Bettany convocándole a asesinar a Heard: “¡¡¡Ahoguémosla antes de quemarla!!! Después me f*****é su cadáver quemado para asegurarme de que está muerta”.

Los mensajes fueron leídos en voz alta durante la demanda de Depp contra el diario The Sun, después de que este publicara un artículo en 2018 donde se aseguraba que el actor agredió a su ex-mujer. Al parecer, los anteriores abogados de Depp compartieron por accidente con los del tabloide británico un archivo que contenía multitud de mensajes de texto –entre los cuales podían leerse confesiones tan incómodas como esta (según The Guardian):

Voy a dejar de verdad lo del alcohol, cariño… Me pasé la noche bebiendo antes de recoger a Amber para volar a LA el pasado domingo… Qué feo, tío… Llevo días sin comer… Polvos… Media botella de whisky, mil Red Bull con vodka, pastillas, 2 botellas de Champers en el avión, ¿y qué obtienes? Un indio enfadado y agresivo que sufre un desvanecimiento, gritando obscenidades e insultando a cualquiera que se acercase… He terminado… Admito que tengo la cabeza demasiado j****a para verter mi ira sobre la persona a la que quiero… Además, estoy demasiado viejo para ser ese tipo. ¡¡¡Pero las pastillas están bien!!!

The Sun ha presentado estos mensajes como prueba de que, efectivamente, Depp abofeteó y golpeó varias veces Heard –particularmente durante un vuelo privado en mayo de 2014–, algo que el actor sigue negando a día de hoy. Por su parte, el equipo legal de Depp sostiene que los mensajes señalan todo lo contrario y que existen “pruebas abrumadoras en forma de vídeo, fotografía y testigos presenciales” para demostrar que fue Heard quien agredió a Depp, llegando a apagarle un cigarrillo en la cara.

Por si fuera poco, recordemos que el año pasado Depp denunció a Heard en EEUU por difamación, después de que esta publicase un artículo en el Washington Post. En la demanda –cuyo valor ascendía a los 45 millones de euros / 50 millones de dólares–, el actor acusaba a Heard de haber acudido a un juzgado para obtener una orden de alejamiento luciendo falsas magulladuras que se habría hecho con maquillaje (según The Guardian).

Ella fue la perpetradora y yo fui la víctima”, dijo Depp en su reclamación (según The Daily Mail). “Habiendo mezclado anfetaminas de prescripción y otros medicamentos sin receta con alcohol, la señora Heard cometió innumerables actos de violencia doméstica contra mí”.

Además, su demanda describe un episodio en el que Heard supuestamente habría “destrozado los dedos del dedo índice de la mano derecha del señor Depp, casi cortándoselo por completo” cuando le arrojó una botella de vodka en Australia –durante el mismo viaje en el que Heard le acusa de haberle tirado encima un vaso y una mesa, para finalmente lanzar su teléfono contra la cara de ella.

¿Quién dice la verdad y quién miente? ¿Estamos realmente ante una situación monstruo/víctima, o más bien se trata de una historia de abuso mutuo donde los trapos sucios se esgrimen como arma en una guerra a muerte?

Nosotros, de momento, no tenemos nada claro el asunto.

Más historias que te pueden interesar: