John Legizamo, indignado con el casting de James Franco como Fidel Castro en 'Alina of Cuba'

·3 min de lectura
Photo credit: Imeh Akpanudosen - Getty Images
Photo credit: Imeh Akpanudosen - Getty Images

Ayer saltaba la noticia de que James Franco sería Fidel Castro en 'Alina of Cuba', una película independiente centrada una hija ilegítima del fallecido dictador cubano. Ana Villafañe será la encargada de interpretar al personaje principal, Alina Fernández. También se sabe que Mía Maestro será Natalia Revuelta, una celebrity cubana que tuvo el romance con Castro que acabó creando a Alina. La película seguirá la vida de esta hija no reconocida del dictador cubano que desertó de su país y llegó a España en 1993, convirtiéndose en una de las voces más críticas contra el gobierno comunista de la isla. 'Alina of Cuba' está dirigida por el español Miguel Bardem, con un guion escrito por José Rivera y Nilo Cruz.

Aunque la propia Alina Fernández, que ejerce de productora y consultora biográfica de su propio biopic, ha aprobado personalmente a Franco (el actor, no el otro dictador) como Castro, no han tardado en aparecer las primera y previsibles críticas del Hollywood latino contra el casting. La más enérgica ha sido la de John Leguizamo.

¿Cómo es que esto sigue pasando? ¿Cómo es que Hollywood nos excluye pero también roba nuestras narrativas? ¡No más apropiaciones de Hollywood y plataformas! ¡Boicot! ¡Esto es jodido! Además, es una historia muy difícil de contar sin engrandecer, ¡lo cual estaría mal! No tengo nada contra Franco, ¡pero él no es latino!

John Martinez O’Felan, productor de la cinta, ha respondido a través de The Hollywood Reporter a Leguizamo.

Históricamente, los hispanos han admirado a John Leguizamo como uno de los primeros actores estadounidenses de ascendencia latina desde los años 90 y siempre lo he admirado como un compañero. Pero sus comentarios son culturalmente incultos y un ataque ciego sin sustancia relacionado con este proyecto. La realidad del mensaje de ignorancia cae dentro de su declaración que sugiere su punto de vista personal sobre ser 'latino', porque una masa de tierra o área de vivienda no determina el historial sanguíneo o la genética de una persona. El post de Leguizamo es un gran tema de conversación porque representan la misma confusión y crisis de identidad en Hollywood en este momento dentro de la comunidad hispana en Estados Unidos que argumentan que solo debemos identificarnos como latinos, que se debe principalmente a las falsedades que difunden los actores que se supone que nos representan, pero en cambio crean división entre su propia gente. Creo que debería dejarse atrás a sí mismo y también reconocer que esta historia es sobre una inmigrante latina que vive en Estados Unidos y que tiene una importancia histórica, protagonizada por una mujer latina y yo solo soy un independiente que está logrando algo, por lo que también debería entenderse que esté un poco decepcionado al ver que nuestro trabajo es atacado por alguien que dice ser un líder de la comunidad latina.

Aunque la defensa del productor tiene puntos fuertes, como el hecho de que la mayoría del reparto y del equipo sean latinos, no llega a dar ningún argumento que justifique la elección de James Franco en el que sin duda es el papel más colorido de la producción. Lógicamente, tras esta decisión hay la decisión de traer una cara conocida y americana, requisito a menudo indispensable para lograr financiación. Por eso mismo, leguizamo dijo a People en 2020:

Somos menos del 1% de las historias contadas por Hollywood, los medios y plataformas de streaming cuando somos casi el 20% de la población, y el 25% de la taquilla de EE. UU. Siento que es un gran daño para los niños no verse reflejados de manera positiva.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente