Joaquín Sabina: "He llegado a los 72 años y no me considero un hijo de puta"

·4 min de lectura
MADRID, SPAIN - OCTOBER 05: The singer Joaquin Sabina in a tribute at the Cervantes Institute, on October 5, 2021, in Madrid, Spain. The Cervantes Institute pays tribute to Joaquin Sabina this Tuesday with a colloquium talk under the theme 'Encounter around Joaquin Sabina'. The singer will also deposit 371 copies of the Argentine literary magazine 'Sur' in the institution's Caja de las Letras, thus becoming part of the Instituto Cervantes' Heritage Library. (Photo By Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images)
Joaquín Sabina. Foto: Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images.

 Con la convicción de que a sus 72 años no se ha convertido en un "hijo de puta", Joaquín Sabina ha dado a conocer su gran faceta de bibliófilo al dejar en la caja 1237 del Instituto Cervantes no sólo su icónico bombín, sino su colección completa de la revista literaria argentina "Sur" (1931-1992).

"He escrito un libro, he tenido dos hijas y en Rota trasplanté un olivo, no me falta nada y estoy moderadamente en paz conmigo mismo teniendo en cuenta que la gente de mi generación pensábamos que no íbamos a ser nunca adultos porque los adultos eran siempre unos hijos de puta, así que he llegado a los 72 años y aún no me considero un hijo de puta, y con eso me basta", ha expresado Sabina tras guardar en la cámara acorazada del Instituto Cervantes su legado.

Una institución que considera "su casa" ya que para él "ahora que se dicen tantas tonterías sobre la muerte de España nuestra mayor riqueza es el idioma", ha destacado momentos antes de llenar al completo esta caja, tanto es así que a García Montero le ha costado cerrarla.

En concreto, como ha explicado el artista (Úbeda, Jaén, 1949) ha querido acompañar a esta colección de la revista argentina "Sur" con el manuscrito de su canción "Se llama Soledad", así como con cuatro dibujos de gallos de pelea y otros dos de "una pareja asturiana", y la primera edición de su libro de sonetos "Ciento volando".

Pero el cantante, y coleccionista de libros, ha querido también legar fotos "personales" de sus amigos: Vargas Llosa, García Márquez, así como otra donde aparece junto a sus Luis García Montero, Almudena Grandes, Benjamín Prado, Ángel González, Chus Visor y Javier Ruibal.

Según ha contado "como anécdota", cuando García Montero -su "hermano- le pidió que dejara su legado en el Instituto Cervantes le dijo que eligiera si la colección de la revista Sur la quería para él o para la institución que dirige: "Y él con una generosidad no frecuente entre los bibliófilos eligió que se la diéramos al Cervantes".

"Luis y yo hemos competido siempre en ver quien tenía más primeras ediciones y libros valiosos, y sin embargo, a pesar que tengo ediciones raras, siempre me ha envidiado un manuscrito de un poema de Federico García Lorca por el que me dijo que mataría, y otra es la colección de 'Sur', hoy propiedad del Cervantes", ha añadido.

En palabras de García Montero, cuando se planteó el legado de Sabina le surgió "una precaución": "todo el mundo sabe que somos amigos desde hace mucho tiempo, hermanos, y va a parecer que le estoy haciendo un homenaje a un hermano, pero era una precaución innecesaria porque es uno de los grandes referentes y porque cuando se lo ofrecí, su generosidad ha servido no para hacerle un homenaje a él sino para que él le haga un homenaje al Instituto Cervantes".

"No nos va a legar la primera edición del 'Ulises' de Joyce -ha bromeado García Montero- no se la he conseguido sacar".

Asimismo el director del Cervantes ha expresado que "la mejor manera que ha tenido siempre el lenguaje literario de encontrar su vuelta a la calle ha sido abrir las ventanas y oír las canciones".

"Eso es lo que yo pude vivir cuando a principios de los años 80 empezó a escucharse la canción urbana de Joaquín Sabina, y a partir de ahí se convirtió un referente de la cultura española y americana. Por eso estoy muy agradecido de tenerte aquí, para mi es un día muy emocionante y para el Instituto Cervantes es un día muy importante", ha dicho a su amigo.

Durante este acto, también ha estado presente la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, quien ha destacado la faceta de coleccionista del artista.

"Reconozco, Joaquín -ha dicho- que cuando acepté la invitación me di cuenta de que encierras las cualidades de un gran coleccionista, tus poesías, letras, son una gran colección de recuerdos, añoranzas y tratas grandes temas atemporales como el amor, la amistad... pero al mismo tiempo sus letras son hijas de su tiempo y demuestran que tus canciones se han convertido en un espacio para la memoria, y puedo decirte que mis dos hijas ya no quieren ser princesas".

Tras guardar su legado en la Caja de las Letras, Sabina ha participado en un encuentro junto a sus amigos y periodistas Benjamín Prado y Nativel Preciado en el que ha confesado sentirse, ante todo, "un buen amigo".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente