Joana Sanz, mujer de Dani Alves, destrozada tras la muerte de su madre y la entrada de su marido en prisión

joana sanz, mujer de dani alves, vive su peor momento
El doble dolor de Joana Sanz, mujer de Dani AlvesGtres

Dani Alves ha ingresado en prisión sin fianza este viernes 20 de enero tras haber acusado de haber supuestamente violado a una joven una discoteca de Barcelona el pasado 30 de diciembre. La joven, de 23 años, relató ante la Policía y la Jueza que el jugador de fútbol la siguió hasta los baños de una discoteca, donde la abofeteó y violó, unas duras acusaciones que han hecho que el juzgado número 15 de Barcelona haya ordenado prisión provisional y sin fianza para el exjugador del Barça Dani Alves.

Después de que los Mossos d'Esquadra lo detuvieran el mismo viernes por la mañana por supuestamente agredir sexualmente a esta joven en una discoteca de Barcelona la noche del pasado 30 de diciembre. Un duro acontecimiento que se suma al fallecimiento de la madre de Joana Sanz. Hechos que tienen totalmente destrozada a la modelo.

Según contó la joven, la pérdida de su madre ha sido un trago muy duro en su vida. Su progenitora tenía un cáncer en el útero y tuvo que ser ingresada de urgencia"porque se desangraba cada vez que iba al baño", explicaba la modelo y no pudo ser operada.

La madre de Joana Sanz tenía una discapacidad intelectual y fue ingresada en un centro de psiquiatría, cuando ella reclama que tenían que haberse preocupado más por el tumor que tenía.

La modelo denuncia que ni tenían empatía, ni conocimientos de medicina. Finalmente fue la hija quien se encargó de costear los cuidados que necesitaba su madre: "Si por los hospitales fuera, te mueres ahí", denuncio. "Firmó para operarse el 29 de noviembre, no le dieron quirófano hasta el 17 de enero. Demasiado tarde", añadió Joana Sanz, que vio cómo su madre se moría sin haber recibido el tratamiento adecuado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su peor momento

Joana Sanz, que ha defendido a su marido públicamente después de las acusaciones, ha roto el silencio tras la entrada de su marido en prisión con un desgarrador mensaje que ha compartido a través de sus redes sociales.

"Mi madre ha fallecido hace una semana. Apenas he empezado a asumir que ella ya no está como para que me atormenten con la situación de mi marido", ha escrito en sus redes sociales. "He perdido los dos únicos pilares de mi vida. Tengan un poco de empatía, en vez de buscar tanta noticia en el dolor ajeno, gracias", ha añadido, dejando claro que vive su peor momento.