JLo enseña nuevas fotografías de su boda con Ben Affleck y escribe un texto sobre todo lo vivido esos días

·3 min de lectura
Photo credit: Bellocqimages/Bauer-Griffin - Getty Images
Photo credit: Bellocqimages/Bauer-Griffin - Getty Images

Hace dos semanas JLo y Ben Affleck se dieron el 'sí, quiero' y hace poco volvieron de su increíble luna de miel en Italia. Estamos seguras de que han sido fechas muy moviditas para la pareja, pero también en las que han sido muy felices. De hecho, la propia JLo se ha encargado de confesarnos ciertos detalles en su conocida 'newsletter' 'On the JLo'.

La cantante escribió un texto en el que se abrió con sus seguidores explicando algunas de sus reflexiones más íntimas acompañadas de algunas fotografías inéditas que todavía no habíamos visto. Para comenzar, JLo escribió: "'Esto es el cielo. Aquí mismo. Estamos en él ahora', esa es una de mis frases favoritas de la película 'Live by Night', que Ben dirigió. Él la utilizó en el discurso de nuestra boda y pensé... Es perfecta”.

De todas formas, las fotos son la parte bonita, pero no fue todo un camino de rosas. De hecho, la propia JLo reconoció que desde el tiempo en la finca de Affleck en Georgia, hasta el hecho de que Lopez y Affleck tuvieran un virus estomacal antes de la boda, casi todo lo que podía salir mal, salió mal.

"Había llovido al atardecer todos los días de esa semana. Todo el mundo estaba preocupado por el calor, los acertados "bichos del amor", los detalles, si los invitados llegarían a tiempo, etc. Por no hablar de los truenos y relámpagos que llegaron casi a la hora exacta en que debía empezar la ceremonia ese sábado. Ah, y todos nosotros cogimos un virus estomacal y nos recuperamos hasta el final de la semana, lo que, junto con algunos otros contratiempos inesperados, hizo que el fin de semana de la boda fuera un desastre" dijo JLo.

De todas formas, JLo no dudó en ningún momento de su ceremonia de cuento de hadas a pesar de los contratiempos. "Durante toda la semana sentí la calma y la fácil certeza de que estábamos en manos de Dios...", añadió. De hecho, el propio día salió el sol sin ninguna probabilidad de lluvia y todos estaban listos para lo que muchos consideran como "el evento del año".

"A las seis y cuarenta y cinco, el sábado 20 de agosto, el sol se liberó y proyectó sus rayos como pequeños diamantes bailando sobre el río detrás del altar improvisado en nuestro patio trasero. El cielo era azul claro y las nubes lejanas de un blanco puro se mantenían firmes en el cielo. Mientras el sol se ponía detrás de los robles vivos cubiertos de musgo español, una cálida brisa recorrió el césped donde se sentaban nuestros familiares y amigos más cercanos y, por fin, comencé a bajar las escaleras que se convertirían en el pasillo que me llevaría hacia el resto de mi vida. Ahhhhh... Estaba sucediendo de verdad...", escribió JLo.

La cantante reconoció que ese día curaron algunas viejas heridas y se liberaron del peso del pasado, lo que ella definió como: "Un círculo completo, y no en absoluto como lo habíamos planeado. Mejor".

El día siguiente, todos se reunieron para una barbacoa y vivieron un momento íntimo y perfecto para comentar todo lo sucedido el día anterior. Prometiendo más detalles en su próximo boletín, terminó su post con una foto de los dos en el coche.

"Hace años, no teníamos ni idea de que el camino que teníamos por delante iba a suponer navegar por tantos laberintos y albergar tantas sorpresas, bendiciones y delicias. Todo culminó en este momento, uno de los más perfectos de nuestras vidas. No podríamos haber sido más felices. Os deseo a todos el mismo tipo de felicidad... La que se gana con esfuerzo y que es más dulce por el viaje que le precede", finalizó.