JK Rowling revela las razones por las que no participó en el reencuentro de 'Harry Potter'

·3 min de lectura
JK Rowling credit:Bang Showbiz
JK Rowling credit:Bang Showbiz

JK Rowling ha roto finalmente su silencio sobre el reencuentro de 'Harry Potter', después de que se tomara un año de descanso de Twitter por las intensas críticas que habría recibido tras sus comentarios sobre la transexualidad.

La autora, de 57 años, ha respondido finalmente a las afirmaciones de que no fue invitada a participar en el especial del 20º aniversario de las películas protagonizadas por Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint a principios de este año.

El reencuentro, titulado 'Return To Hogwarts', se estrenó el pasado 1 de enero, pero lo más impactante para algunos seguidores de la saga fue la ausencia de la autora, aparte de la inclusión de varios fragmentos de antiguas imágenes de archivo.

Tras los rumores de que no se había pedido a Rowling que participara en el especial de reunión, la escritora ha roto su silencio después de todo un año, insistiendo en que simplemente rechazó la invitación para participar junto a las principales estrellas de la franquicia.

En declaraciones a Graham Norton en 'Virgin Radio', la autora puso fin a las especulaciones al insistir: "Me pidieron que participara y decidí no hacerlo. Se trataba de las películas, no de los libros, con toda la razón. Así que nadie dijo que no [lo hiciera]. Me pidieron que lo hiciera y decidí no hacerlo".

La revelación de Rowling se produce después de que se enfrentara a intensas críticas por sus polémicos comentarios sobre la comunidad transgénero.

La escritora fue acusada de transfobia después de discrepar con un titular de un artículo que hablaba de las "personas que menstrúan" y abordar la controversia en un largo ensayo en el que exponía sus creencias.

En junio de 2020, la autora explicó en Twitter el razonamiento de sus "polémicos" comentarios.

"Si el sexo no es real, no hay atracción por el mismo sexo. Si el sexo no es real, se borra la realidad vivida por las mujeres a nivel mundial. Conozco y quiero a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas de ellas de hablar con sentido de sus vidas. Decir la verdad no es odioso”, escribió.

Y añadió: “La idea de que las mujeres como yo, que han empatizado con las personas trans durante décadas, sintiendo parentesco porque son vulnerables de la misma manera que las mujeres -es decir, a la violencia masculina- 'odian' a las personas trans porque piensan que el sexo es real y tiene consecuencias vividas, es un sinsentido. Respeto el derecho de toda persona trans a vivir de la manera que le parezca auténtica y cómoda. Marcharía contigo si te discriminaran por ser trans. Al mismo tiempo, mi vida ha sido moldeada por ser mujer. No creo que sea odioso decirlo".

Tras la controversia, Rowling decidió abandonar Twitter y tomó un año de descanso de la plataforma.

La estrella admitió que ahora tiene una "relación de amor-odio" con el microbblogin después de permanecer un año sin usarlo.

"En realidad me tomé un año entero de Twitter, o sea, bastante tiempo, y luego, cuando ocurrió la pandemia. En realidad, no volví a usarla por el tema de la pelea en el pub, sino porque quería hacer 'The Ickabog' -un libro para niños, para los que no lo conozcan- y quería publicarlo de forma gratuita y Twitter es una herramienta muy buena", explicó.

"Las redes sociales pueden ser muy divertidas y me gusta el aspecto de las discusiones en los pubs. Eso puede ser algo divertido, pero no hay duda de que las redes sociales son un regalo para la gente que quiere comportarse", añadió la autora.