Jimmy Kimmel evidencia en los Emmy cuando un chiste pierde la gracia

·4 min de lectura

Jimmy Kimmel es uno de los comediantes más adorados por el público en EE.UU. pero en la pasada ceremonia de los premios Emmy se dejó la gracia en casa. Era una gran noche para muchos nominados que se veían por primera vez cerca de alcanzar la gloria hollywoodense en la industria televisiva. Quinta Brunson era una de ellas con tres nominaciones para la serie que escribe y protagoniza, Abbott Elementary, pero su momento se vio interrumpido innecesariamente por una secuencia que pasó de tener aires graciosos a irrespetuosos.

LOS ÁNGELES, CA - 12 de septiembre de 2022 - El presentador de televisión estadounidense Jimmy Kimmel se encuentra en el escenario mientras la escritora estadounidense Quinta Brunson acepta el premio a la escritura sobresaliente para una serie de comedia por
LOS ÁNGELES, CA - 12 de septiembre de 2022 - El presentador de televisión estadounidense Jimmy Kimmel se encuentra en el escenario mientras la escritora estadounidense Quinta Brunson acepta el premio a la escritura sobresaliente para una serie de comedia por "Abbott Elementary" durante la 74ª edición de los Premios Emmy en el Microsoft Theatre de Los Ángeles. California, el 12 de septiembre de 2022. (Myung J. Chun / Los Angeles Times vía Getty Images)

Imagínense llevar varios años buscando un hueco en el mundo de la comedia y pertenecer a una minoría en el negocio como la afroamericana. Y por fin ganar un premio que equivale al Óscar, pero televisivo, por una serie que escribiste de tu puño y letra pero a la hora de dar tu discurso, ese que probablemente ensayaste frente al espejo decenas de veces, te encuentras con un tipo más famoso que tú tirado en el suelo que ni se mueve.

Para quienes se perdieron la gala, Jimmy Kimmel participaba en la presentación del premio a Mejor Escritura de una Serie de Comedia junto a Will Arnett, solo que en lugar de entrar al escenario caminando y cumpliendo su función de leer el sobre, lo hizo siendo arrastrado haciéndose el borracho, muerto o inconsciente. La verdad, no quedó muy claro. Kimmel no dijo ni una palabra en todo el sketch mientras Arnett comentaba que su compañero se había pasado tomando margaritas sin alcohol detrás de bambalinas. Y entonces anunció a la ganadora de la categoría: Quinta Brunson, que además de ser el primer Emmy de su carrera hacía historia como la segunda guionista negra femenina en ganar el galardón. Emocionada agradeció a la cadena ABC, Disney+ (donde podemos ver la serie), a su familia numerosa y su marido. Y mientras tanto Jimmy Kimmel se mantenía inamovible en el suelo, literalmente tirado junto al micrófono y entorpeciendo el momento tan esperado por la joven actriz y guionista de 32 años. Solo hizo un gesto de aprobación cuando Quinta le pidió que se despertara, que había ganado.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Aparentemente, Brunson le quiso quitar hierro al asunto cuando los periodistas le preguntaron por el incómodo momento durante el breve encuentro con la prensa. “El sketch no me molestó. Jimmy me dio mi primer espacio en un late night, fue de las primeras personas en ver Abbott Elementary. Fue la primera persona en mensajearme por Instagram. Estaba muy entusiasmado de que fuéramos a estar en ABC. Me alegra que haya sido Jimmy. Es uno de los padrinos de la comedia, mañana quizás esté enfadada con él” dijo a los medios como símbolo de buen compañerismo mientras las redes sociales ardían (vía Deadline).

Y es que al público, y esta servidora, no les causó ni pizca de gracia. Si bien el sketch no era precisamente divertido o cómico a raudales, que Jimmy Kimmel optara por quedarse en el medio del escenario, al lado del micrófono, sin moverse, obligando al ganador a tener que compartir su gran momento a la fuerza con un ser humano tirado en el suelo, se antoja más irrespetuoso que otra cosa.

Porque después de presentar los Emmy en dos ocasiones y los Óscar en otras dos, cualquiera diría que conoce de sobra los nervios, el entusiasmo y la importancia del momento que viven los nominados. Que sabe de primera mano lo mucho que una victoria impone y el momento único de apenas 45 segundos que tiene cada ganador para disfrutar y dejar un discurso memorable. Sin embargo, y a pesar de su experiencia, que continuara su sketch sin levantarse y darlo por terminado para dejar que Brunson viviera su momento, me contagió la sensación de estar priorizando su sketch cómico sobre la victoria personal de la ganadora. Era el momento de ella, no del cómico y su broma.

Las redes han reaccionado con fuerte rechazo hacia el gesto de Jimmy Kimmel, tachándolo de “estúpido”, “irrespetuoso” y unos cuantos adjetivos más. Un vendaval de críticas que no me extrañaría que derivara en algún tipo de comentario o disculpa por parte del comediante.

Más historias que te pueden interesar: