Jesús Cintora tiene las horas contadas en TVE

Cine 54
·5 min de lectura

José Manuel Pérez Tornero, el nuevo presidente de RTVE, ha anunciado durante su comparecencia en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación una profunda remodelación que afectaría de lleno a Jesús Cintora. El periodista parece tener las horas contadas en la cadena pública ya que se han previsto cancelar los programas denominados como infoentretenimiento, un género dentro del que se incluye Las cosas claras. Según recoge YOTELE, este espacio de actualidad y debate continuará en la parrilla televisiva hasta que termine su actual contrato pero no será renovado a partir de junio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El nuevo presidente de RTVE ha anunciado que suprimirá los programas de infoentretenimiento, un aviso que gira todos los focos sobre Las cosas claras (el programa matutino liderado por Jesús Cintora). La decisión en cuestión se produce después de que se haya cuestionado en multitud de ocasiones la existencia de programas de vocación informativa que, bajo el pretexto de que son infoentretenimiento, se realizan fuera de la redacción de la corporación pública.

Que previsiblemente la cadena pública retire de la parrilla de su programación este programa afecta directamente a Jesús Cintora quien tenía una oportunidad de oro para mantenerse en primera línea televisiva después de sus intentos en las cadenas privadas. Y es que si echamos la vista atrás, en 2017 regresó a Cuatro con La línea roja tras más de un año apartado de la pequeña pantalla. En marzo de 2018 se anunció su marcha de Mediaset para fichar por Atresmedia donde trabajó como colaborador en Al rojo vivo, La Sexta Noche, Liarla Pardo y Más vale tarde.

El presentador soriano arrancó su andadura en las mañanas de TVE el pasado 16 de noviembre con las ganas de mejorar los datos de dicha franja. No obstante la audiencia de Las cosas claras no ha conseguido despuntar con el paso de las semanas y mantiene unas cifras muy lejanas a las de sus competidores. Y es que el problema parte de que se ha intentado imitar a cadenas privadas como laSexta así que, tarde o temprano, iba provocar su final porque este tipo de formato tan subversivo en la cadena pública provoca muchos conflictos políticos a los responsables de la corporación, sea inclinado hacia un lado u otro político dependiendo de quién gobierne.

Una de las principales controversias que rodea a Las cosas claras es que se trata de un programa de actualidad, entretenimiento y análisis externalizado que cuesta cerca de 43.000 euros por cada entrega de dos horas y media de emisión. Dicho de otro modo, que este formato contratado a Lacoproductora (compañía creada por José Miguel Contreras en 2018 que es también responsable de El condensador de Fluzo) por la anterior dirección -con Rosa María Mateo al frente- sea elaborado fuera de la casa ha suscitado desde su estreno enormes críticas por parte de los trabajadores de TVE.

Lo más significativo es que a estas críticas internas (la justificación que plasman los sindicatos de RTVE es que la ley establece que los programas informativos de la cadena deben correr a cargo del servicio de informativos de la corporación) se suman las de algunas caras visibles de TVE como Carlos Franganillo, el conductor del telediario de prime time por las polémicas que rodean al contenido del programa. En esta línea también se han pronunciado Xabier Fortes y Marc Sala, especialmente a raíz de la persecución de una reportera del programa al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy un día antes de su declaración en el juicio por el caso Gürtel.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es más, las críticas no tardaron en llegar por parte de gran cantidad de internautas anónimos que cuestionaron que algo así deba ocurrir en una televisión pública, un encuentro que por cierto el programa tildó de exclusiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Asimismo el formato se vio envuelto en la controversia tras un error en un rótulo que no pasó desapercibido por los espectadores. Y es que el programa ilustró una información con el título "Desfase de turistas en Madrid" acompañado de imágenes de aglomeraciones en Barcelona sin distancia de seguridad. Es decir, Jesús Cintora dio paso a unas imágenes de la playa de la Barceloneta en las que se podía apreciar a una multitud ignorando las medidas impuestas por la crisis del coronavirus. Hasta el alcalde y la presidenta de Madrid se pronunciaron a través de las redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Eso sí, mediante un tuit, desde Las cosas claras quisieron explicar que el presentador “en todo momento habla de la playa de la Barceloneta, en Barcelona” y que "en escasos segundos hay un cambio de rótulo de la información anterior a la que empezamos a ofrecer". Hay que destacar también que el programa erró igualmente al traducir a una turista extranjera. "Siento que España está más abierto que otros países europeos", dijo la joven pero el formato rotuló "Siento que Madrid es una ciudad más abierta que otras ciudades españolas".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con todo esto, el cronómetro de Jesús Cintora y Las cosas claras ha comenzado a correr hacia atrás. Y es que si bien José Manuel Pérez Tornero no ha confirmado nada sí que ha dejado entrever que el programa de actualidad de TVE, que ya llegó con polémica bajo del brazo, se encuentra actualmente en el alambre.

Más historias que te pueden interesar: