Jessica Alba y por qué se alejó del estrellato justo cuando estaba en la cima

Valeria Martínez
·4 min de lectura

Cómo olvidar el fenómeno de Jessica Alba a comienzos de siglo. Fue con Dark Angel (2000-2002), la apuesta de James Cameron en el mundo de la series que la coronó como la nueva heroína de acción e it girl de Hollywood de la noche a la mañana. La actriz tenía 19 años y desde aquel entonces su carrera comenzó a ascender como la espuma.

Sin embargo, de repente esa espuma bajó y Jessica pasó a un segundo plano en el firmamento de las estrellas. Dejó de ilustrar revistas y de aparecer a menudo en nuestras pantallas. Y el motivo fue una decisión propia tomada a raíz de una terrible realidad familiar que la persigue desde pequeña.

Jessica Alba (Chris Pizzello; Gtres)
Jessica Alba (Chris Pizzello; Gtres)

Honey, Sin City, Los cuatro fantásticos, Inmersión letal, Despierto o El ojo son algunos de los títulos que solemos recordar con más facilidad al pensar en Jessica Alba. Y si bien nunca dejó de trabajar, a partir del año 2010 su imagen pasó a ser el de actriz secundaria o figura de cameos, como hizo en Machete, Ahora los padres son ellos o Entourage (El séquito). Conociendo su historia cualquiera diría que ni falta que le hace, después de todo en 2011 fundó The Honest Company, una empresa que realiza y vende productos de belleza y para el hogar que tres años más tarde estaba valorada en mil millones de dólares. Mientras que en 2013 publicó un libro que alcanzó la lista de los bestsellers contando cómo vive una vida no-tóxica con su familia.

Sin embargo, si dejamos de verla protagonizando películas o liderando listas de las actrices más sexis de la industria, fue porque ella misma decidió que ser actriz ya no la motivaba como antes. Todo cambió el día que nació su primera hija, descubriendo que su pasado le había enseñado una lección valiosa a la hora de cómo vivir su vida.

Alba concedió una entrevista a la revista Romper donde habla de esta decisión trascendental. “Mi madre tuvo cáncer a una edad muy joven, a los 20s. Muchas mujeres en mi familia murieron por diferentes tipos de cáncer, ninguno de ellos genético” explica mientras añade que ella misma “creció con enfermedad crónica”.

La actriz, empresaria y madre de tres niños revela que pasó por cinco cirugías diferentes antes de cumplir los 11 años, y que “tenía alergias crónicas” siendo hospitalizada “un montón siendo niña”. Y es que si nos remontamos a su biografía encontramos que efectivamente sufría neumonía entre cuatro y cinco veces al año, tuvo los pulmones parcialmente colapsados dos veces, así como un apéndice roto y un quiste amigdalar. Por eso, cuando su primera hija Honor nació en 2008 tuvo un momento de iluminación personal.Tuve un momento real de pensar quiero vivir, florecer y pasar tanto tiempo con esta personita que traje al mundo como pueda” cuenta. Mi salud importa, quiero que esta personita sea saludable. Y es muy duro ser feliz cuando no tienes tu salud”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Y eso fue lo que realmente me motivó” añade. “Mi motivación no era ‘¿van a volver a contratarme otra vez?’ Francamente, estaba en la cima de mi carrera”. Y es que efectivamente, en 2008 Jessica Alba era uno de los rostros más habituales del cine, protagonizando sus propias películas y siendo uno de los reclamos constantes dentro de la industria. Sin embargo, al nacer Honor se dio cuenta que “ya no podría volver a lo que hacía previamente y ser auténtica. Ya no me importaba de la misma forma”. Había descubierto que tenía algo en su vida mucho más grande que su carrera y que, a raíz de los problemas de salud propios y de aquellos en su familia, optó por dedicarse más a ella y su creciente familia.

Y así dejó que su carrera artística pasara a un segundo plano, mientras fundaba su empresa y aparecía en películas de vez en cuando, su familia junto a su marido Cash Warren crecía con Haven de 9 y Hayes de 3.

En los últimos años volvió a dejar que la actuación cobre protagonismo en su vida como una de las estrellas de la serie L.A.’s Finest, donde compartía cartel con Gabrielle Union. Aunque la serie fue cancelada tras dos temporada el pasado mes de octubre.

A nivel personal, Jessica suele compartir a menudo videos divertidos junto a su familia en Instagram mientras que hace poco reveló que su padre estaba en tratamiento por cáncer de tiroides a través de un recuerdo en forma de vídeo de los dos bailando.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más historias que te pueden interesar: