Jesús Olmedo confiesa cuál es su plan favorito

Por Belén Alonso. Fotos: Fernando Roi
Photo credit: Fernando Roi

From Diez Minutos

Jesús Olmedo lleva media vida trabajando y, por suerte, en lo suyo, la interpretación. El actor sabe de su buena fortuna y vive el momento, ahora en el serial 'Mercado central', con el que ha vuelto a TVE, donde se dio a conocer gracias a 'Hostal Royal Manzanares', junto a Lina Morgan. Y encima tiene una pareja, la también actriz Nerea Garmendia, que le comprende.

¿Qué tal la nueva experiencia?

Está siendo muy emotiva. Soy el mediano de tres hermanos y mi madre me encargaba los “mandaos”. Conocía al frutero, al carnicero… y luego me quedaba las vueltas, ésa era mi recompensa. Este trabajo me está recordando esa época. Y aquí hemos fusionado el mercado tradicional con el moderno.

Tú eres el moderno…

Mi personaje, Jorge Santos, es un chef muy reconocido que deja la alta cocina y se vuelve al barrio a regentar una tienda “delicatessen” y, efectivamente, mi puesto es el más innovador.

¿Es tan duro trabajar en una serie diaria?

Sí. Esta profesión tiene momentos muy gratificantes y otros en los hay que echar el resto. Son muchas horas en plató, a eso estoy acostumbrado, el problema es que, quieras o no, te llevas el trabajo a casa. Pero bueno, sarna con gusto no pica. Eso sí, se crean vínculos muy chulos cuando el factor humano acompaña. Parecemos familia.

Podríais durar años, como 'El secreto de Puente Viejo'…

Ésa es la idea de TVE. Yo estoy convencido de que ésta es una serie de largo recorrido, muy fácil de ver, muy cercana, y salimos de las producciones de época.

¿Tú vas al mercado?

A mí me gusta. Yo voy a la compra y Nere (por Nerea Garmendia, su pareja) cocina, como buena vasca.

¿Tus puestos preferidos?

Yo es que soy de muy buen comer. Es peligroso hacer la compra con hambre, porque todo te gusta, yo no sabría elegir.

¿Te gusta la vida de barrio?

Soy de barrio, me crié en un barrio, vivo en un barrio y soy el que hacía la compra en el barrio.

¿Con qué 'delicatessen' se te conquista´?

Me van los pequeños placeres. Me pones un buen vino tinto, una tapa de queso viejo y un buen jamón y me tienes ganado.

¿Cuál es tu plato favorito?

Una buena tortilla de patata, las albóndigas de mi madre, el salmorejo de Nerea Garmendia, que para ser vasca... Ella tiene muy buena mano para la cocina.

Además de tanto trabajo, ¿qué te gusta hacer?

Ahora es complicado. Me da para darle una vuelta a Coco (su perro) y poco más. Salgo pronto de casa, llego tarde y entre ducha, cena, darle un beso a mi novia…

Pensaba que el deporte era una de tus aficiones.

Hasta hace unos meses hacía ejercicio, es fundamental, junto a la alimentación. Pero con el ritmo que llevamos… y soy muy perezoso, me gusta el “Il dolce far niente”, como dicen los italianos, el dulce placer de no hacer nada. No me aburro sin hacer nada. Soy de sofá, manta, peli o serie y buena compañía.

Tu obligación es Coco.

Al enano hay que sacarle, además de que me gusta pasar tiempo con él. Llegas a casa y te demanda que le tires la pelota o que juegues, y no sólo quiere él, también yo. Tenemos un hijo de cuatro patas.

¿Te gustaría ser padre?

Hoy no, mañana no lo sé. Ni por agenda ni por inquietud. Estamos bien como estamos, disfrutando. Y no voy a tener un hijo porque toque. Si no, no voy a tener tiempo para disfrutarlo y vivirlo… Ahora sería inviable.

Nerea y tú trabajasteis juntos hace muchos años. ¿Repetiréis?

Coincidimos en la serie '90-60-90' hace diez años, cuando estábamos empezando a salir. Hacíamos de ex novios y nos peleábamos, qué gracioso. Estamos deseando volver a trabajar juntos.

Ella se ha metido en el teatro.

Está con los monólogos y le va muy bien, en el Teatro EDP Gran Vía de Madrid. El texto es suyo, habla de sus taras. Si es que siendo epiléptica, con ocho clavos en la espalda de una operación, vasca con tendencia a la verborrea…

Tienes 47 años, y los 50 están a la vuelta de la esquina.

La edad me da igual. Lo que no depende de mí no me genera ningún conflicto: sumar años, la muerte… No hay que agarrarse a la vida como si no hubiera un mañana. ¿No es mejor vivir el aquí y el ahora?

¿Te da tranquilidad no estar ya en el mercado?

A mí me da felicidad querer y que me quieran. No entiendo vivir sin amor, sin pasión. Para mí la calidad de vida está en acostarme cada noche con quien quiero, y si es recíproco…

Eso le pasa a tu personaje en 'Lope enamorado', uno de los trabajos de los que dices estar más orgulloso.

Estamos esperando a que TVE le ponga fecha a la TV Movie, creemos que va a ir este año. Es uno de los grandes regalos de mi carrera, ha sido igual de vertiginoso que emocionante. Te llega un personaje como el de Lope de Vega y te dices: “¿Perdona? ¿Por dónde empiezo?”. Un tipo bien entrado en edad, con un bagaje emocional maravilloso y cuando cree que todo está ya colocado, aparece el amor de su vida.

¿Te ves en un reality?

No me veo ahora, mañana no lo sé. Soy extremadamente tímido, creo que necesito un personaje que me proteja, pero lo respeto completamente. Es una opción tan válida como otra cualquiera.

Texto: Belén Alonso. Fotos: Fernando Roi. Ayudante de fotografía: Idoia Vitas. Estilista: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Belén García, de Alberto Dugarte Institute. Agradecimientos: restaurante La Cabra. c/ Francisco de Rojas, 2. 28010 Madrid. Teléfono: 914 45 77 50