El niño de 'Jerry Maguire' reconoce sin miedo por qué desapareció del cine

·3 min de lectura

Jonathan Lipnicki fue uno de los jóvenes talentos emergentes del Hollywood de los 90. Con tan solo seis años hizo su debut en la gran pantalla de la mano de Jerry Maguire, la cinta protagonizada por Tom Cruise, Cuba Gooding Jr. y Renée Zellweger donde interpretó al hijo de esta última. Su actuación tan entrañable hizo que la industria le siguiera abriendo puertas, razón por la que no tardó en convertirse en un icono del cine familiar gracias a su papel protagónico en Stuart Little. Pero, más allá de estos papeles, apenas volvió a destacar.

Tras trabajar en otras cintas familiares de los 2000 como El pequeño vampiro, Una pandilla de altura o Las aventuras de Zachary Beaver, terminó encasillado en proyectos muy menores y desconocidos, haciendo que poco a poco los espectadores le perdieran la pista aunque nunca haya dejado de actuar. Ahora, 26 años después de que le viéramos por primera vez en Jerry Maguire, ha salido a sincerarse sobre las razones por las que su carrera no despegó. Y no se ha andado con rodeos.

Jonathan Lipnicki talks on a phone in a scene from the film 'Jerry Maguire', 1996. (Photo by TriStar/Getty Images)
Jonathan Lipnicki talks on a phone in a scene from the film 'Jerry Maguire', 1996. (Photo by TriStar/Getty Images)

En una entrevista con Slash Film, el actor de 31 años cuenta que, aunque puso el foco en sus estudios y en otras metas fuera del cine, la auténtica razón de que estuviera mucho tiempo sin trabajar y sin papeles de altura se debe encontrar en su habilidad interpretativa, la cual no cree que fuera lo suficientemente buena.

"La mayor transición para mí fue que no trabajé durante mucho tiempo. Y la gente siempre lo relaciona a 'oh, fue al instituto' y esas cosas. Esta es la historia que cuenta a veces la gente cuando no trabajan. O si son niños actores, se toman un tiempo. Yo me tomé un tiempo, en el sentido de que esta no era la única prioridad que tenía. Pero no trabajé porque no trabajé. No conseguí papeles en una buena temporada", comenzaba explicando Lipnicki.

En ese sentido, cree que es muy diferente ser un niño adorable a demostrar buenas dotes de actuación en pantalla, porque, como bien demostró en películas como Jerry Maguire o Stuart Little, su carácter enternecedor bastaba para conquistarnos sin necesidad de nada más. Y evidentemente esto comienza a cambiar a medida que uno crece y pretende adentrarse en papeles más adultos.

"No era muy buen actor en cierto punto, porque lo genial de ser joven, de ser un niño, es que tienes el asombro ligado de la niñez, continúa el actor. “Por eso muchos de los niños que ves tienen tanto talento. Pero luego llegan los filtros y te empiezas a poner nervioso, o el mundo entra en juego. En mi caso, pasé de hacerlo de forma natural a intentar ser como mis actores favoritos".

Jonathan Lipnicki en octubre de 2019 (Foto: Michael Kovac/Getty Images for Discovery, Inc.)
Jonathan Lipnicki en octubre de 2019 (Foto: Michael Kovac/Getty Images for Discovery, Inc.)

Aún así, Lipnicki no se rindió. De cara a continuar en la industria y mejorar su habilidad interpretativa, tras terminar el instituto se tomó muy en serio el oficio, se inscribió en clases de actuación y empezó a tomar papeles en representaciones teatrales. De hecho, en la entrevista cuenta lo mucho que le ayudó trabajar como suplente en la obra El teniente de Inishmore junto a Chris Pine, puesto que el actor de Star Trek o No te preocupes querida fue muy instructivo y llegó a aprender mucho de él. No obstante, ya fue demasiado tarde para regresar a lo más alto.

Pero no es algo que le frustre. De hecho, admite que, aunque esté muy agradecido a su pasado, prefiere poner el foco en el presente y no mirar atrás. “¿Estoy en el lugar exacto de mi carrera en el que quiero estar? No. Claro que no. Me encanta trabajar, y voy a continuar trabajando, haciendo el trabajo lo mejor que pueda, y creando mis propias cosas”, explicaba el actor. “Estoy súper agradecido por lo que hice y tengo una buena relación con ello, pero no es algo que quiera seguir machacando. Rechazó la mayoría de las entrevistas", continúa. "Si hay cosas que hablan de mi pasado... Tengo 31 años, casi 32. Me encanta lo que hice, pero también quiero vivir en el presente, aquí. Y tengo mucho más que ofrecer como actor que cuando era pequeño", concluye.

En la actualidad, como ya os contamos, continúa actuando en papeles pequeños en películas bastante menores y desconocidas mientras pone el foco en propósitos nobles y solidarios, como bien puede ser el caso de colaborar con organizaciones benéficas, trabajar para grupos que reivindican los derechos de los animales o defender fervientemente a la comunidad judía de Los Ángeles de los ataques antisemitas, como saltó a la prensa el pasado 2021.

Más historias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: El niño de E.T. encontró el remedio para curar su infancia difícil lejos de los taquillazos