Jennifer Lopez y el vestido naranja más favorecedor, en su segunda luna de miel con Ben Affleck

·2 min de lectura
Photo credit: Frederick M. Brown - Getty Images
Photo credit: Frederick M. Brown - Getty Images

Que Jennifer Lopez y Ben Affleck se hayan casado dos veces es sinónimo de que celebren dos lunas de miel. Tras su primera e íntima boda en Las Vegas, el matrimonio viajó a la ciudad del amor, París, para disfrutar de unas vacaciones y unos días de descanso, pero ahora que la pareja de artistas se ha vuelto a dar el 'sí, quiero' este pasado fin de semana en Georgia en una boda más tradicional, ha sido Italia el escenario escogido para celebrar su segunda luna de piel.

El Lago di Como, que es uno de los enclaves más románticos del mundo, es el destino en el que Jennifer y Ben se encuentran, como hemos podido ver gracias a varias instantáneas que han publicado en Instagram algunos de los lugareños que no han dudado en fotografiarse con ellos. Las imágenes muestran que los actores están conociendo el comercio local ya que han visitado, entre otras, diferentes tiendas de decoración.

Para esta vacacional ocasión, Jennifer Lopez posa en las imágenes con sus fans sosteniendo un helado (un imprescindible de cualquier viaje a Italia) y luciendo un estilismo naranja que resalta, todavía más, su piel morena. La artista apostó por un vestido de popelín de cuello bardot, con goma en el escote y media manga, que incluía uno de los detalles más vistos esta temporada: cut-out en los laterales del torso, dejando caer una falda con vuelo hasta la altura de los tobillos. Un diseño firmado por la marca FARM Rio y que, aunque ahora se encuentra agotado en ese color, está disponible en la web en azul klein (210 euros) y, también, con estampado tropical (rebajado a 190 euros).

Para darle un aire más vacacional al look, la cantante lució sus características gafas de sol marrones estilo aviador, un sombrero de paja y, en los pies, cambió los tacones por unas chanclas doradas. Un outfit estiloso y cómodo que resulta perfecto para llevar en la maleta estival.

Su luna de miel acaba de empezar y seguro que durante estos días continuaremos viendo fotografías de la pareja aprovechando sus días del descanso al máximo. Un broche perfecto para poner fin al verano.