Jennifer Lawrence ha sufrido dos abortos involuntarios

·2 min de lectura
Jennifer Lawrence credit:Bang Showbiz
Jennifer Lawrence credit:Bang Showbiz

Jennifer Lawrence ha hecho una de las confesiones más reveladoras y, seguramente, más dolorosas hasta ahora. La ganadora del premio Óscar, de 32 años, reveló a la revista Vogue que ha sufrido dos abortos involuntarios.

La estrella de 'Silver Linings Playbook' dijo que tuvo su primer aborto involuntario a los 20 años y que tenía '100%' la intención de interrumpir su embarazo.

Cuando se casó y quiso tener un hijo, añadió que tuvo otro aborto, por lo que tuvo que se someterse a un tratamiento D y C -término para designar el procedimiento quirúrgico para extraer tejido del útero-.

Jennifer afirmó que el lamentable momento ocurrió mientras rodaba la sátira sobre el cambio climático, 'Don't Look Up', junto a Leonardo DiCaprio, que se estrenó en diciembre de 2021.

La actriz es una ferviente impulsora de la maternidad deseada, pues según declaró a Vogue, le resulta difícil comprender por qué mujeres jóvenes, con pocas opciones, se han visto obligadas a tener embarazos no deseados.

"Recuerdo haber pensado un millón de veces en ello mientras estaba embarazada. Pensando en las cosas que le estaban pasando a mi cuerpo. Y tuve un gran embarazo. Tuve un embarazo muy afortunado. Pero cada segundo de mi vida era diferente. Y a veces se me ocurría: '¿Y si me obligaran a hacer esto?", señaló la protagonista de 'Hunger Games'.

En la misma charla, dijo por primera vez públicamente el sexo y el nombre de su bebé: un niño llamado Cy en honor a uno de los pintores favoritos de su marido, Cooke Maroney, el pintor estadounidense de la posguerra, Cy Twombly.

"Recuerdo haber paseado con una de mis mejores amigas a los nueve meses y decir: 'Todo el mundo dice que voy a querer más a mi bebé que a mi gato'. Pero eso no es cierto. Tal vez lo ame tanto como a mi gato'... la mañana después de dar a luz, sentí que toda mi vida había vuelto a empezar. Como si ahora fuera el primer día de mi vida. Me quedé mirando. Estaba tan enamorada".

Y añadió: "También me enamoré de todos los bebés del mundo. Los recién nacidos son tan increíbles. Son esos pequeños supervivientes rosados, hinchados y frágiles. Ahora amo a todos los bebés. Ahora escucho a un bebé llorando en un restaurante y pienso: 'Awwww, preciososssso….'".